Nuevo

¿Qué pasó con la marina real francesa durante la revolución francesa?

¿Qué pasó con la marina real francesa durante la revolución francesa?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Al igual que en mi otra pregunta sobre sus colonias, me interesa saber qué pasó con la marina real francesa de la época. Algunos barcos deben haber estado en el mar y solo se enteraron de la noticia cuando regresaron al puerto y sus desafortunados capitanes y oficiales, posiblemente, ¿fueron ejecutados o encarcelados? Además, ¿qué pasa con las flotas en el puerto, los marineros se amotinaron o se mantuvieron firmes? ¿Fueron saboteados, hundidos o incendiados algunos barcos para evitar que aterrizaran en manos revolucionarias? La pregunta se centra principalmente en principios de la década de 1790.


La armada francesa sufrió considerablemente debido a la revolución francesa. Habiendo terminado la Guerra de Independencia de Estados Unidos en algo que se acercaba a un alto (comparativamente hablando), la marina francesa sufrió un revés del que nunca se recuperó por completo hasta mucho después del final de las Guerras Napoleónicas.

Como la mayoría de las otras armadas europeas de la época, los oficiales solían pertenecer a las clases altas y, como probablemente adivinó, hubo una purga a gran escala de estos oficiales en el período inicial en cuestión. Sus reemplazos rara vez eran de alta calidad y, con demasiada frecuencia, tenían poca o ninguna experiencia al mando de un buque de guerra en el mar, y mucho menos un buque de guerra en combate. Muchos miembros de la clase de oficiales aristocráticos huyeron del país (o no regresaron) y estos emigrados terminaron en las armadas de Gran Bretaña, Austria y Rusia luchando contra su antigua patria.

Además, el fervor de la revolución y su ideal de igualdad significaba que estos oficiales de reemplazo a menudo tenían poco control sobre las tripulaciones del barco. A modo de ejemplo, a principios de 1793 el vicealmirante Morard de Galles tomó un pequeño escuadrón al mar desde Brest, a su regreso comentó sobre la tripulación:

El cacareado ardor que se les atribuye, consiste únicamente en las palabras de "patriota" y "patriotismo" que repiten sin cesar, y las aclamaciones de "Vive la Nation", "Vive la République" cuando se les adula. Nada puede obligarlos a cumplir con sus deberes.

Otra consecuencia de la revolución fue la disolución del Cuerpo de Artillería de Marina (más de 5.000 hombres), cuyos hábiles tripulantes se consideraban demasiado elitistas. Esto dejó a la armada con hombres no entrenados que daban servicio a las armas y el resultado fue limitar considerablemente la capacidad de combate de la armada.

Además, los astilleros no fueron inmunes a la revolución y fueron centros de levantamientos tanto como las grandes ciudades. Después de la revolución, al igual que los oficiales del nuevo barco, los gerentes y comandantes del astillero descubrieron que la fuerza laboral no estaba tan interesada en recibir órdenes como antes. Esto condujo a una pérdida de eficiencia en la construcción y reparación de buques (y un aumento de otras pérdidas), con el resultado natural de que menos buques de la Armada estaban completamente en condiciones de hacerse a la mar.

Si bien el ejército francés fue salvado de la destrucción durante la revolución por hombres como Carnot y el surgimiento de Napoleón, no hubo un salvador equivalente para la armada francesa.

Para agregar a la destrucción hecha por ellos mismos, las fuerzas francesas realistas que ocuparon Toulon invitaron a los británicos y españoles a ayudarlos (agosto de 1793). Los británicos se sirvieron de varios barcos en el puerto, incluido el Commerce de Marseilles de 120 cañones (uno de los buques de guerra más grandes de la época), los españoles se llevaron un par y los napolitanos un trío de balandras. Cuando Napoleón finalmente invadió Toulon, las fuerzas de evacuación hundieron y / o quemaron un número significativo de los barcos restantes, incluidos 9 barcos de línea. Esto dejó a la flota francesa del Mediterráneo en una especie de estado (aunque, gracias a eventos en otros lugares, esto no resultó ser un gran problema hasta después de la Batalla del Nilo en 1798).

Si bien los puertos del Atlántico no sufrieron de la misma manera que Toulon, sí tuvieron sus propios problemas, como se puede ver con la situación en Brest. En Brest, el contraalmirante Villaret-Joyeuse (en quien, a pesar de su noble nacimiento, contaba con la confianza de los gobiernos posrevolucionarios) había tomado mano firme cuando reemplazó al almirante de Galles y puso el puerto y la flota bajo cierto control. Pudo hacer que varios escuadrones se hicieran a la mar para cubrir los envíos de cereales que llegaban desde Estados Unidos. A pesar de perder 7 barcos de la línea durante la batalla del "Glorioso Primero de Junio" con la Flota Británica, sus éxitos al salvar estos cargamentos mercantes le permitieron mantener la cabeza y el control de la flota.

Sin embargo, la pobreza del astillero de Brest en ese momento queda ilustrada por una salida de la flota destinada a cubrir las operaciones de tres escuadrones en el Mediterráneo, el Océano Índico y las Indias Occidentales a fines de 1794. Muchos de los barcos salieron del puerto sin equiparse adecuadamente. y la mayoría se fue con solo dos semanas de provisiones a bordo (en comparación, los barcos británicos de la época generalmente se hicieron a la mar con 3-6 meses de provisiones). Se dice que esta falta de equipo contribuyó a la pérdida de cinco barcos de la flota en una tormenta.

refs: "Navies of the Napoleonic Era", D. Smith (Schiffer Military History, 2004) "A History of the French Navy", E.H.Jenkins (Macdonald and Janes, 1973) "Fleet Battle and Blockade", ed. R.Gardiner (Chatham Publishing, 1996)

Asedio de Toulon

los asedio de Toulon (29 de agosto - 19 de diciembre de 1793) fue un enfrentamiento militar que tuvo lugar durante las revueltas federalistas de las guerras revolucionarias francesas. Fue emprendido por fuerzas republicanas contra rebeldes realistas apoyados por fuerzas angloespañolas en la ciudad de Toulon, en el sur de Francia. Fue durante este asedio que el joven Napoleón Bonaparte ganó fama y ascenso por primera vez cuando su plan, que incluía la captura de fortificaciones sobre el puerto, fue acreditado por obligar a la ciudad a capitular ya la flota angloespañola a retirarse. El asedio británico de 1793 marcó la primera participación de la Royal Navy en la Revolución Francesa.

Victoria republicana francesa

1.700 muertos o heridos [2]


Cronología de la Revolución Francesa & # 8211 a 1788

Esta línea de tiempo de la Revolución Francesa enumera eventos y desarrollos importantes hasta 1788 inclusive. Esta línea de tiempo ha sido escrita y compilada por autores de Alpha History. Si desea sugerir un evento para su inclusión en esta línea de tiempo, comuníquese con Alpha History.

La Ilustración, un período de curiosidad intelectual, investigación científica, debate filosófico y político, comienza a alcanzar su apogeo en Francia.

abril: La Guerra de Sucesión de Austria finaliza con el Tratado de Aix-la-Chapelle. Esta guerra terminó en un punto muerto, sin ninguna ventaja para Francia, sin embargo, expandió enormemente la deuda nacional francesa.
octubre: Baron de Montesquieu publica El espíritu de las leyes, un tratado de filosofía política. El libro de Montesquieu # 8217 exploró diferentes sistemas y concepciones de gobierno, particularmente la separación de poderes.

23 de agosto: Louis, Duc de Berry & # 8211 el futuro Luis XVI & # 8211 nace en Versalles.

2 de noviembre: María Antonieta, la hija menor de María Teresa y el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico Francisco I, nace en Viena.

18 de mayo: El estallido de la Guerra de los Siete Años & # 8217 con Gran Bretaña y sus colonias, que agrava aún más la crisis de la deuda francesa.

El escritor y filósofo francés Jean-Jacques Rousseau publica El contrato social, que explora la relación entre las personas, la libertad y el estado.

20 de diciembre: Luis, delfín de Francia, muere de tuberculosis en Fointainebleau. Su hijo, el futuro Luis XVI, se convierte en heredero del trono francés.

16 de mayo: El matrimonio de Luis, delfín de Francia (el futuro Luis XVI) y la princesa austríaca María Antonieta de 14 años.

10 de mayo: La muerte del rey Luis XV. Su nieto, el Delfín, se convierte en el rey Luis XVI.
24 de agosto: El nuevo rey nombra a la economista francesa Anne Robert Turgot como su ministra de Finanzas.
Agosto septiembre: Se registran malas cosechas de cereales en Francia. El gobierno implementa medidas de emergencia y el nuevo rey se compromete a fijar el precio del pan.

abril: Comienza la Guerra Revolucionaria Estadounidense, después de que colonos estadounidenses y soldados británicos abrieran fuego en Lexington.
junio: Luis XVI es coronado rey.

Mayo: Después de intentar una reforma económica limitada, Luis XVI despide a la ministra de finanzas Anne Robert Turgot.
octubre: El banquero suizo Jacques Necker es nombrado sucesor de Turgot & # 8217s.

julio: El joven noble francés Marqués de Lafayette navega a América y se ofrece como voluntario para luchar con los revolucionarios estadounidenses. Más tarde recibe una comisión general en el Ejército Continental Americano.

febrero: El gobierno francés firma una alianza militar con el Congreso Continental Americano.
julio: Luis XVI declara formalmente la guerra a Gran Bretaña y ordena una movilización total del ejército y la marina franceses.

enero: Jacques Necker publica Compte Rendu, un relato completo, aunque bastante engañoso, de las finanzas nacionales de Francia.
19 de mayo: Necker renuncia como controlador general de finanzas, luego de fallas en la implementación de la reforma y la oposición de varios sectores del gobierno.
22 de octubre: Marie Antoinette da a luz a un hijo, Louis Joseph Xavier, Delfín de Francia.

De Laclos publica Les Liaisons Dangereuse (& # 8216Dangerous Liaisons & # 8217), novela que describe a la nobleza francesa como amante del ocio, amoral y libertina.

3 de septiembre: El Tratado de París pone fin a la Guerra de Independencia de los Estados Unidos. La participación en la guerra le ha costado al gobierno francés más de 1.800 millones livres.
3 de noviembre: El rey nombra al abogado Charles de Calonne como controlador general de finanzas.

agosto: María Antonieta y su círculo íntimo se ven envueltos en el & # 8216 asunto del collar de diamantes & # 8217, tras el robo de un collar valorado en alrededor de 2 millones livres.

31 de mayo: El cardenal de Rohan y otros son absueltos por el París parlamento por su papel en el asunto & # 8216Diamond Necklace & # 8217. Si bien no estuvo involucrada ni implicada en el juicio, los rumores desacreditan a María Antonieta.
20 de agosto: El nuevo ministro de Finanzas, Charles de Calonne, informa a Luis XVI que la nación se enfrenta a la bancarrota. Propone reformas inmediatas que incluyen un nuevo impuesto territorial, un impuesto de timbre y la conmutación del corvee.
26 de septiembre: Los ministros franceses firman un acuerdo comercial con Inglaterra, que contiene reducciones de aranceles para determinadas importaciones y exportaciones.
29 de diciembre: Buscando impulsar sus reformas y eludir la parlamentos, Calonne ordena la convocatoria de la Asamblea de Notables.

22 de febrero: Se abre la primera Asamblea de Notables. Durante los días siguientes, escucha pruebas y testimonios sobre la difícil situación financiera de la nación.
marcha: Calonne lanza públicamente sus reformas fiscales, sin embargo, la Asamblea de Notables se opone a ellas.
8 de abril: Louis intenta romper el estancamiento destituyendo a Calonne como ministro de Finanzas.
1 de mayo: El rey nombra a Etienne Brienne como ministro de Finanzas, una medida destinada a ganar el apoyo de la Asamblea de Notables.
25 de mayo: Después de debatir y rechazar el propio paquete de reformas fiscales de Brienne, la primera Asamblea de Notables se disuelve.
junio: Brienne envía proyectos de ley que proponen una reforma fiscal al parlamentos.
27 de junio: El gobierno de Brienne emite un edicto que conmuta el corvee y reemplazarlo con un impuesto sobre el dinero, aproximadamente una sexta parte del taille.
julio: El Paris parlamento rechaza las propuestas legislativas de Brienne para reformar el sistema tributario.
agosto: El rey despide al París y al Burdeos parlamentos, ordenándolos al exilio.
septiembre: Incapaz de registrar sus reformas tributarias, Brienne las retira y se conforma con una extensión del vingtieme.
octubre: El rey permite al exiliado parlamentos para ser llamado y reubicado.
19 de noviembre: A sugerencia de Brienne & # 8217, el rey llama a un lit de justice para impulsar varias reformas. Esto desencadena protestas de la parlamento y el duque de Orleans.
20 de noviembre: El duque de Orleans es exiliado de París y Versalles por lettre de cachet después de criticar el trato del rey a la parlamentos.

enero: Los parlamento registra más préstamos nacionales pero declara todos letras de cachet ser ilegal.
3 de mayo: El Paris parlamento emite una & # 8220Declaration of the Fundamental Lews of France & # 8221. Entre sus cláusulas se encontraban fuertes críticas a letras de cachet y una demanda de que se convoque a los Estados Generales para verificar cualquier reforma tributaria.
4 de mayo: En respuesta a la declaración anterior, el rey emite letras de cachet ordenando la detención de dos miembros del París parlamento.
8 de mayo: El rey y sus ministros emiten edictos que eliminan algunos de los poderes de parlamentos y abolir formalmente el uso de la tortura.
7 de junio: Las turbas protestan en Grenoble y Bretaña, exigiendo el restablecimiento de su parlamento.
junio: Los representantes de la Iglesia autorizan don gratuit de solo 1.8 millones livres, menos de una cuarta parte de la cifra buscada por el gobierno.
julio: Varias asambleas y encuentros provinciales exigen el restablecimiento de la parlamentos y la convocatoria de los Estados Generales.
13 de julio: Gran parte de Francia sufre una fuerte tormenta con granizo intenso y prolongado. Esto diezma los cultivos que ya se encuentran en dificultades y contribuye a la baja rentabilidad en el momento de la cosecha.
8 de agosto: Después de enterarse de que el estado no puede cumplir con los reembolsos de sus préstamos, Brienne programa los estados generales para mayo de 1789.
16 de agosto: Ahora prácticamente en quiebra, el gobierno suspende el pago de intereses de algunas de sus deudas.
25 de agosto: Brienne dimite como ministra de Hacienda y es sustituida por Necker. Su renuncia desencadena celebraciones en París. Los críticos de Brienne son liberados del arresto o el exilio.
25 de septiembre: Los parlamento decreta que los Estados Generales se convoquen con las mismas estructuras y procedimientos que su anterior asamblea (1614). Varios días después, el parlamento intenta prohibir las publicaciones que exigen representación política para el Tercer Estado.
5 de octubre: Necker convoca otra Asamblea de Notables para discutir los arreglos para los Estados Generales. Propone que se duplique la representación del Tercer Poder.
noviembre: La Sociedad de los Treinta, un grupo de nobles liberales a favor de la reforma constitucional, se forma en Versalles.
12 de diciembre: Después de rechazar la propuesta de Necker & # 8217 de aumentar la representación del Tercer Estado y no proporcionar ninguna solución a la crisis fiscal, la segunda Asamblea de Notables se disuelve.


Batalla de Trafalgar

Como parte de las Guerras Napoleónicas (1803-15), la Batalla de Trafalgar presentó un choque de flotas franco-españolas y británicas frente a la desembocadura occidental del Estrecho de Gibraltar. Comandado por el vicealmirante Nelson, el ataque rompió la línea aliada y expuso su centro y retaguardia a una fuerza abrumadora, lo que resultó en la captura de 19 de los 33 barcos franco-españoles. Aunque Lord Nelson murió en la batalla, se le atribuyó en gran parte el mérito de frustrar los planes de Napoleón & # x2019 de concentrar una flota en el Canal de la Mancha para la invasión de Gran Bretaña.

Esta batalla se libró frente a la desembocadura occidental del Estrecho de Gibraltar entre una flota franco-española de treinta y tres barcos de línea comandados por el vicealmirante Pierre-Charles de Villeneuve y el almirante Don Federico Gravina, y un escuadrón británico de veintisiete barcos al mando del vicealmirante Horatio, Lord Nelson. La flota aliada, que se dirigía hacia el norte en una línea muy irregular, fue atacada por los británicos en dos columnas, corriendo con el viento del oeste. Ésta era una táctica peligrosa, que exponía a los barcos líderes al riesgo de sufrir grandes daños, pero Nelson contaba correctamente con un entrenamiento y una disciplina británicos superiores, y con la iniciativa de los capitanes a los que había imbuido a fondo con sus ideas. También colocó sus barcos más grandes a la cabeza de las columnas (en lugar de en el centro, como de costumbre), él mismo liderando uno en la Victoria, mientras que el Vicealmirante Cuthbert Collingwood lideró el otro en el Royal Sovereign. El resultado fue romper la línea aliada y exponer su centro y retaguardia a una fuerza abrumadora, lo que trajo una victoria aplastante en la que se capturaron diecinueve barcos (aunque todos menos cuatro de los premios fueron destruidos, hundidos o recuperados en un vendaval posterior). Los británicos no perdieron barcos, pero Nelson murió.


Cómo funcionó la Revolución Francesa

El 5 de octubre de 1789, una agitada asamblea de mujeres que exigían pan marchó a Versalles. Pasaron sin esfuerzo por delante de los guardias del palacio y entraron en el dormitorio de la reina pocos minutos después de que ella huyera. La multitud quería que la familia real los acompañara a París, y el siempre vacilante Luis finalmente accedió a las demandas del pueblo. Con el corazón apesadumbrado, agregó su firma a la Declaración de los Derechos del Hombre y cargó a su familia en el carruaje real. Mientras rodaban sombríamente junto a la multitud, las cabezas de sus guardias muertos se balanceaban burlonamente junto a sus ventanas.

Pero Louis no estaría contento como rey títere por mucho tiempo. A pesar de que fue encarcelado por la gente en el Palacio de las Tullerías, tenía aliados más allá de las fronteras de Francia que querían verlo recuperar el trono.

A medida que se desarrollaban lentamente los acontecimientos de la Revolución Francesa, el resto del mundo había estado observando con cautela desde la distancia. Gran Bretaña y otras naciones europeas estaban encantadas de ver la implosión de la superpotencia, pero luego se horrorizarían ante la escalada de sangre de la revolución. Los estadounidenses eran un poco más comprensivos que Francia había financiado en gran medida su revolución. Una diferencia entre las naciones era que Estados Unidos había surgido como un república (un gobierno en el que el poder está en manos del pueblo y el voto popular decide los líderes), y Francia seguía siendo un monarquía constitucional (una monarquía limitada en la que el rey o la reina tienen poderes legislativos limitados).

Prisionero del pueblo de las Tullerías, Luis se vio rodeado por toda la acción revolucionaria de París. La Asamblea Nacional había seguido el ejemplo del rey, trasladando su sede de Versalles a París. La ciudad estaba verdaderamente rebosante de espíritu de cambio. Y durante al menos dos años, la monarquía en degeneración cooperó con la Asamblea Nacional. Louis firmó las políticas legislativas del nuevo gobierno mientras María Antonieta miraba con incredulidad.

Con los miembros de su familia reinando como monarcas activos en la vecina Austria, no vio ninguna razón por la que Luis debería ceder el control a los campesinos sedientos de sangre. Por fin, se ganó a su marido. (Para obtener más información sobre las perspectivas de María Antonieta, lea los 5 principales escándalos de María Antonieta). Planearon una fuga y se separaron de las Tullerías la noche del 21 de junio de 1791, bajo la apariencia de sirvientes. La familia real estaba cerca de la frontera con Austria cuando su carruaje fue detenido en la ciudad de Varennes.

Cuando Louis y su familia fueron llevados de regreso a sus habitaciones en las Tullerías, fueron sometidos a una vigilancia más estricta. En este punto, incluso los simpatizantes del rey ya no podían sentir afecto por el monarca: en la hora más oscura de Francia, se había escabullido como una rata en la noche. El pueblo francés comenzó a sospechar que las conexiones de María Antonieta en Austria podrían estar planeando librar la guerra contra ellos, por lo que, bajo la recomendación en auge de Jacques Pierre Brissot, la Asamblea Nacional declaró la guerra tanto a Austria como a Prusia en abril de 1792.

Las sospechas contra la familia real continuaron aumentando, incluidas las creencias fundadas o infundadas de que María Antonieta estaba escribiendo a su familia sobre maniobras militares confidenciales. En un acto de deber equivocado para con las monarquías de Europa, el duque de Brunswick de Prusia escribió que arrasaría París hasta los cimientos si el rey resultaba herido. La prensa parisina imprimió la carta para que toda la ciudad la viera, y una multitud enfurecida irrumpió en las Tullerías. Louis fue juzgado como ciudadano común y rápidamente fue declarado culpable.

El asunto de qué hacer con un traidor destronado dividió efectivamente a la Asamblea Nacional en dos.


¿Qué pasó con la monarquía de Francia?

El episodio más conocido sobre el fin de la monarquía de Francia es la Revolución de 1789 que provocó la muerte del rey Luis XVI y la reina María Antonieta. Pero si bien este evento llevó al final de la monarquía absoluta, fue solo por un corto tiempo y la monarquía no terminó definitivamente hasta 1870.

La Revolución Francesa

El primer intento real de acabar con la monarquía en Francia ocurrió en 1789, y es probablemente el evento más conocido que condujo al fin de la monarquía. El rey actual en 1789 era el rey Luis XVI, que estaba casado con la famosa reina María Antonieta. El rey Luis XVI ascendió al trono en 1774 y era miembro de la Casa de los Borbones que había gobernado Francia desde 1589. El reinado del rey Luis XVI y # 8217 fue complicado desde el principio, ya que ascendió al trono en medio de una crisis financiera que # 8217t terminará durante su reinado y una creciente ira en el pueblo francés. Esto le llevó a llamar a los Estados Generales en 1789, señal de que la monarquía estaba debilitada ya que era la primera vez que se llamaba al cuerpo desde 1614. Los Estados Generales se dividieron en tres estamentos: el clero, la nobleza y el resto. de Francia & # 8211 el Tercer Estado. Pero la clase media creó la Asamblea Nacional y pronto se unió al Tercer Estado. Hicieron el juramento de la cancha de tenis bajo el cual acordaron no separarse hasta que hubieran dado a Francia una constitución. A ellos se unieron el Clero y 47 miembros de la nobleza.

Foto: Jean-Louis Prieur (dessin) Pierre-Gabriel Berthault (graveur) & # 8211 Archives Nationales (Francia) Cote

Cuando Luis XVI despidió a Necker & # 8211 el ministro de Finanzas, unos días después de que publicara un relato inexacto de las deudas del gobierno, muchos parisinos pensaron que el rey lo hizo para socavar la Asamblea Nacional, lo que los enfureció aún más. El 14 de julio, los insurgentes irrumpieron en la fortaleza de la Bastilla para tomar las armas y municiones. Sin embargo, a pesar de que el asalto a la Bastilla es probablemente el episodio más conocido de la Revolución Francesa, solo duró unas pocas horas, y la Revolución duró hasta 1792. El episodio de la Bastilla actuó como símbolo y ejemplo en otras partes de Francia y la autoridad civil se deterioraron rápidamente, lo que provocó que muchos miembros de la nobleza huyeran de Francia porque temían por su seguridad.

Foto: Jean-Pierre Houël & # 8211 Bibliothèque nationale de France

Otros episodios importantes de la Revolución Francesa son la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano en agosto de 1789 (influenciada directamente por Thomas Jefferson) y la Marcha de Mujeres y # 8217 sobre Versalles en octubre de 1789 que llevó al Rey y la Reina a dejar Versalles para vivir en el Palacio de las Tullerías en París. De hecho, la gente intentó matar a la reina María Antonieta porque sentían que estaba viviendo un estilo de vida lujoso que era provocativo teniendo en cuenta la crisis financiera en Francia. Sintieron que si la pareja real vivía en París dentro de Versalles, sería más fácil hacerlos responsables si vivieran entre la gente de París.

Preocupado por la seguridad de su familia y consternado por la dirección que estaba tomando la Revolución, el rey Luis XVI decidió huir con su familia de París a la frontera con Austria en junio de 1791. Sin embargo, fue reconocido durante el viaje, en Varennes, y devuelto a París. La Asamblea lo suspendió y el Rey y la Reina fueron retenidos bajo custodia. Su intento de fuga no fue bien recibido por el público y finalmente lo llevaría a la muerte.

Foto: Jean Duplessis-Bertaux (1750-1818), d & # 8217après un dessin de Jean-Louis Prieur. Reproducción por P. G. Berthault dans les Tableaux historiques de la Révolution française

El objetivo de la Revolución era abolir la monarquía absoluta (llamada Ancien Régime), pero la Asamblea estaba dividida sobre si Francia debería convertirse en una monarquía constitucional o en una república. En última instancia, se decidieron por una monarquía constitucional en la que el rey solo tenía un papel representativo. Se redactó la Primera Constitución en 1791, y en ella se establecía que habría una Asamblea y que el Rey solo tendría un veto suspensivo. Sin embargo, mucha gente todavía estaba enojada porque el Rey había intentado huir y planteó que desde que había sido suspendido de sus poderes después de ser arrestado en Varennes. Ahora fue depuesto y no debería ser el rey de la nueva monarquía constitucional. Sin embargo, a pesar de las grandes protestas, la Primera Constitución se firmó el 3 de septiembre de 1791 y la Asamblea Nacional dio paso a la nueva Asamblea Legislativa que compartiría el poder con el Rey.

Foto: Pierre-Gabriel Berthault & # 8211 http://hdl.handle.net/1920/5765

Si bien parecía que este era el final de los problemas para el rey Luis XVI y la monarquía, las cosas solo empeoraron a partir de ahí cuando las monarquías extranjeras se involucraron en un momento en que el pueblo francés estaba tratando de afirmar su soberanía. Ya había comenzado en agosto de 1791 cuando el cuñado del rey, el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico Leopoldo II, el rey Federico Guillermo II de Prusia y el hermano del rey y el hermano Carlos-Felipe, conde d & # 8217 Artois, emitieron la Declaración de Pillnitz, declarando su intención de llevar al rey francés en la posición & # 8220 de consolidar las bases de un gobierno monárquico & # 8221 y que estaban preparando sus propias tropas para la acción.

Foto: Pierre-Gabriel Berthault & # 8211 http://hdl.handle.net/1920/5770

En abril de 1792, la Asamblea Legislativa declaró la guerra a Austria por reclamaciones territoriales. Sin embargo, el ejército francés estaba completamente desorganizado debido a la Revolución y perdió. En julio, el duque de Brunswick y sus tropas tomaron las fortalezas de Longwy y Verdun y el 25 de julio emitió una declaración escrita por el primo del rey Luis XVI, el príncipe de Condé, diciendo que los austríacos y prusianos tenían la intención de restaurar al rey. a sus plenos poderes. Esta fue la caída del rey Luis XVI, ya que el 10 de agosto una turba armada invadió el Palacio de las Tullerías mientras el rey y su familia se refugiaban en la Asamblea Legislativa. El rey Luis XVI fue arrestado el 13 de agosto y Francia fue declarada República el 21 de septiembre de 1792.

Foto: Subastas „SG“ y # 8211 Hampel

El rey Luis XVI fue decapitado el 21 de enero de 1793, mientras que la reina María Antonieta fue decapitada unos meses después, el 16 de octubre de 1793. Este fue el verdadero final de la monarquía absoluta en Francia, pero no el final de la monarquía en conjunto, ya que Francia se alternaría. entre imperios, monarquías y repúblicas desde 1792 hasta 1870.

La Primera República Francesa y el Primer Imperio Francés

Por Jacques-Louis David & # 8211 zQEbF0AA9NhCXQ en el nivel de zoom máximo de Google Cultural Institute, dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=22174172

Francia se convirtió en república en septiembre de 1792 y permaneció como tal hasta 1804 & # 8211, aunque la forma de gobierno cambió varias veces. En 1799, después de un golpe, el gobierno se convirtió en el Consulado con Napoleón Bonaparte & # 8211 uno de los co-conspiradores, siendo el Cónsul (equivalente al jefe de gobierno). Sin embargo, en 1804, Napoleón Bonaparte se autoproclamó Emperador de los franceses, poniendo así fin a la Primera República Francesa y comenzando el Primer Imperio Francés. Durante su tiempo como emperador, Napoleón participó en muchas guerras y tuvo mucho éxito, lo que le permitió solidificar su control sobre Europa. Pero tenía muchos enemigos, y en 1813, los ejércitos de Prusia y Austria unieron fuerzas con el ejército ruso en la Sexta Guerra de Coalición contra Francia e invadieron el país en 1814, lo que obligó a Napoleón a abdicar. Fue exiliado a la isla de Elba.

La restauración de la monarquía borbónica

Por François Gérard & # 8211 Desconocido, dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=1711660

Después de la abdicación de Napoleón, la monarquía fue restaurada con los Borbones en el poder. El hermano menor del rey Luis XVI, Luis Estanislao, fue coronado como Luis XVIII en abril de 1814. Sin embargo, Napoleón regresó menos de un año después, en marzo de 1815. Regresó del exilio y recuperó el control del trono. Bajo su control, Francia participó en la Séptima Guerra de Coalición, pero tenían pocos recursos y Napoleón finalmente perdió la Batalla de Waterloo. Luego trató de abdicar en favor de su hijo, pero en su lugar se restauró la monarquía borbónica. Napoleón fue exiliado nuevamente y moriría en 1821. Dado que su gobierno solo duró 111 días, ahora se conoce como Los Cien Días.

Los siguientes quince años fueron tranquilos en términos de cambio de régimen, ya que el rey Luis XVIII gobernó Francia hasta su muerte en 1824 y su hermano menor lo sucedió como rey Carlos X hasta 1830.

La Revolución de julio de 1830 y el reinado de Orleans

Por Henry Bone & # 8211 www.metmuseum.org, dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=12150732

En marzo de 1830, el rey Carlos X disolvió el parlamento después de que 221 miembros de las Cámaras de Diputados aprobaran una moción de censura, y también retrasó las elecciones durante dos meses. Mientras tanto, los & # 8220221 & # 8221 fueron considerados héroes por los liberales ya que el Rey se había vuelto realmente impopular. El gobierno fue derrotado en las próximas elecciones, y el 30 de abril, el rey Carlos X disolvió la Guardia Nacional de París & # 8211 un grupo voluntario de ciudadanos & # 8211 con el argumento de que se había comportado de manera inapropiada con el Rey. El 25 de julio, el Rey firmó las Ordenanzas de julio que suspendieron la libertad de prensa, disolvió la recién elegida Cámara de Diputados y excluyó a la clase media comercial de futuras elecciones. Esto conduciría al fin de la monarquía borbónica en solo tres días.

De hecho, del 27 al 29 de julio, el pueblo francés inició una revolución contra el Rey y su gobierno, y se ganó la mayoría de las instituciones importantes de París, capturando el Palacio de las Tullerías, el Hotel de Ville, el Louvre y el Arzobispo & # 8217s Palace entre otros.

El 2 de agosto, el rey Carlos X y su hijo, Louis Antoine abdicaron de sus derechos al trono y se fueron a Gran Bretaña. Carlos X había esperado que su nieto asumiera el cargo de Enrique V, pero los miembros del gobierno anterior decidieron lo contrario. Como resultado, eligieron elegir rey a Luis Felipe, duque de Orleans. Un hecho que no suele ser bien conocido es que el hijo de Carlos X y # 8217 solo renunció a sus derechos al trono después de una discusión de 20 minutos con su padre, por lo que es considerado por los monárquicos como el rey Luis XIX Antoine a pesar de que él sólo & # 8220 gobernado & # 8221 durante 20 minutos. Los historiadores no suelen considerarlo rey de Francia.

Esta decisión supuso cambios importantes para la monarquía francesa. El rey Luis Felipe I fue elegido porque era más liberal y el régimen cambió oficialmente a la monarquía de julio & # 8211 sigue siendo una monarquía constitucional pero una más liberal & # 8211 y terminó oficialmente la monarquía borbónica ya que Carlos X fue el último borbón. para gobernar Francia. También inició una división entre los Borbones y los Orleans, los partidarios de los Borbones se llamaron Legitimistas y los partidarios de Orleans se denominaron Orléanists. Esta división todavía existe hoy.

Por Franz Xaver Winterhalter & # 8211 Portraits officiels: Louis-Philippe et Napoléon III, subido por el usuario: Rlbberlin, Public Domain, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=827694

Durante su reinado de 1830 a 1848, el rey Luis Felipe I tenía el título de rey de los franceses (a diferencia del rey de Francia) y era muy liberal. Sin embargo, se volvió cada vez más conservador, y cuando comenzó una nueva revolución debido a un clima económico y social muy tenso en el país, huyó a Gran Bretaña. The Second French Republic was declared in February 1848, marking a new change of regime in France, the fifth one in less than 60 years.

The Second French Republic and the Second French Empire

By After Franz Xaver Winterhalter – Unknown, Public Domain, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=827652

The Second French Republic lasted from 1848 to 1852 with Louis-Napoléon Bonaparte as President. Louis-Napoléon was the nephew of Napoléon I. He was the first French head of state to hold the title of president, the first elected by a direct popular vote. However, the Constitution stated that a President could not seek re-election after his four year term. Louis-Napoléon spent the first half of 1851 trying to convince the National Assembly to change the constitution, but when the Assembly voted against his suggestion, he organised a coup d’état in December 1851. A Parisian insurrection started, but the insurgents were quickly defeated. The Assembly was dissolved and a new Constitution was drafted.

Following a referendum, the new constitution was adopted in January 1852 with more legislative power to the President, and the President was now elected for ten years with no term limits. However, Louis-Napoléon followed his uncle Napoléon I’s footsteps as he quickly decided to become Emperor, and after another referendum, the Second French Empire was proclaimed in November 1852. Louis-Napoléon chose to be proclaimed Emperor on December 2th as it was a very symbolic date, one year after his coup and 48 years to the day after Napoléon I’s coronation. He became Napoléon III and ruled until 1870.

The real end of the monarchy and the start of France as a long-standing Republic

In September 1870, Napoléon III and his army were made prisoners during the Franco-Prussian war and Napoléon III had to surrender. When the news reached Paris, a group of Republican deputies gathered at the City Hall and proclaimed the return of the Republic and the creation of a Government of National Defence. It was the end of the Second French Empire and the start of a long-standing republic regime, marking the end of the monarchy in any of its forms in France. Napoléon III was, thus, the last French monarch ever.

France has been under the regime of the Fifth Republic since 1958. And while 1789 and the Revolution are the events that started it all, it took 81 years for the monarchy to completely disappear in France. However, there are still monarchists in the country today, most of them split between two pretenders. Indeed, there are several claimants to the throne of France, but the main two are the Bourbons and the Orléans. The current Bourbon pretender is Louis de Bourbon as Head of the House of Bourbon since 1989. The current Orléans pretender is Henri d’Orléans as the head of the House of Orléans although his son and heir, Jean d’Orléans, Dauphin de France and Duc de Vendôme is quite well-known.


The Directory and revolutionary expansion

The constitution of the year III, which the National Convention had approved, placed executive power in a Directory of five members and legislative power in two chambers, the Council of Ancients and the Council of the Five Hundred (together called the Corps Législatif). This regime, a bourgeois republic, might have achieved stability had not war perpetuated the struggle between revolutionaries and counterrevolutionaries throughout Europe. The war, moreover, embittered existing antagonisms between the Directory and the legislative councils in France and often gave rise to new ones. These disputes were settled by coups d’état, chiefly those of 18 Fructidor, year V (September 4, 1797), which removed the royalists from the Directory and from the councils, and of 18 Brumaire, year VIII (November 9, 1799), in which Bonaparte abolished the Directory and became the leader of France as its “first consul.”

After the victory of Fleurus, the progress of the French armies in Europe had continued. The Rhineland and Holland were occupied, and in 1795 Holland, Tuscany, Prussia, and Spain negotiated for peace. When the French army under Bonaparte entered Italy (1796), Sardinia came quickly to terms. Austria was the last to give in ( Treaty of Campo Formio, 1797). Most of the countries occupied by the French were organized as “sister republics,” with institutions modeled on those of Revolutionary France.

Peace on the continent of Europe, however, did not end revolutionary expansion. The majority of the directors had inherited the Girondin desire to spread the Revolution over Europe and listened to the appeals of Jacobins abroad. Thus French troops in 1798 and 1799 entered Switzerland, the Papal States, and Naples and set up the Helvetic, Roman, and Parthenopean republics. Great Britain, however, remained at war with France. Unable to effect a landing in England, the Directory, on Bonaparte’s request, decided to threaten the British in India by occupying Egypt. An expeditionary corps under Bonaparte easily occupied Malta and Egypt, but the squadron that had convoyed it was destroyed by Horatio Nelson’s fleet at the Battle of the Nile on 14 Thermidor, year VI (August 1, 1798). This disaster encouraged the formation of a Second Coalition of powers alarmed by the progress of the Revolution. This coalition of Austria, Russia, Turkey, and Great Britain won great successes during the spring and summer of 1799 and drove back the French armies to the frontiers. Bonaparte thereupon returned to France to exploit his own great prestige and the disrepute into which the military reverses had brought the government. His coup d’état of 18 Brumaire overthrew the Directory and substituted the consulate. Although Bonaparte proclaimed the end of the Revolution, he himself was to spread it in new forms throughout Europe.


Emmanuel, count de las Cases

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Emmanuel, count de las Cases, en su totalidad Emmanuel-augustin-dieudonné-joseph, Count De Las Cases, (born June 21, 1766, Languedoc, France—died May 15, 1842, Passy), French historian best known as the recorder of Napoleon’s last conversations on St. Helena, the publication of which contributed greatly to the Napoleonic legend in Europe.

An officer of the royal navy, Las Cases in 1790 emigrated from France to England, where he wrote and published his Atlas Historique . . . (1802), a work that attracted Napoleon’s attention. Consequently, on his return to France (1809) with other Royalists rallying to Napoleon, Las Cases was given a minor position on the council of state and created count in 1810. After Napoleon’s defeat (1814), he returned to England but joined Napoleon during the Hundred Days (1815), following him into exile at St. Helena. For 18 months he recorded his conversations with Napoleon on his principles of warfare, his identification of the French Revolution with the Empire, his political philosophy, and his sentiments on religion and philosophy. A letter of complaint about Napoleon’s treatment led to Las Cases’ deportation and to the seizure of his manuscript by the British government. Forbidden to enter England, he traveled in Germany and Belgium until he was allowed to return to France after the death of Napoleon in 1822. Recovering his manuscript, he published his Mémorial de Sainte-Hélène (1823), which at once became extremely popular. A deputy for Saint-Denis (1831–34 1835–39), he sat with the extreme left, opposing the rule of Louis-Philippe.

Las Cases’ Mémorial de Sainte-Hélène was the first defense of Napoleon after his defeat. Although prejudiced in Napoleon’s favour, the identification of the idea of the Revolution with Napoleon furthered a union of liberals with Bonapartists, thus contributing to the rise of Napoleon III.

Este artículo fue revisado y actualizado más recientemente por Amy Tikkanen, Gerente de Correcciones.


The July Monarchy (1830-1848)

In 1830, Louis-Philippe I became king. Convinced that he had an important political role to play, and keen to distance himself from his cousins and predecessors Louis XVIII and Charles X, Louis-Philippe refused to be crowned King of France. He instead took the title King of the French, breaking with established royal tradition.

But who was Louis-Philippe?

Here he is in a painting by François-Xavier Dupré:

Louis-Philippe I er , King of the French - François-Xavier Dupré
Le lien vers le site collection

Louis-Philippe was at pains to emphasise his break with monarchical tradition. On 31 July 1830 he left the Palais-Royal and headed for the Hôtel de Ville. Artist Horace Vernet’s depiction of that day portrays the French people united in their unanimous enthusiasm for this “saviour” of the Republic.

Vernet’s painting "The Duc d'Orléans leaves the Palais-Royal for the Hôtel de Ville" is a glorious scene in which Louis-Philippe is the hero. Vernet’s vision is somewhat detached from reality, since he fails to include the riots which actually took place in the capital in the last days of July.

Louis-Philippe promised a new regime inspired by the British model: a parliamentary monarchy. On 9 August 1830 he swore an oath before the assembled Chambers of Parliament to abide by the Constitutional Charter (the Charter of 1830, proclaimed on 14 August). Artist Eugène Devéria captured this historic scene in a painting which you can explore in the video below (english subtitles):

Louis-Philippe, the "Citizen King,” sought to distance himself from both the preceding monarchy and the Republic. Keenly aware of the political divisions which had riven the country since 1789, his aim was to unite the French people. It was partly for this reason that he decided to transform the Palace of Versailles, the former home of the Kings of France, into a museum dedicated to “all the glories of France" – as per the inscription still visible on the Dufour and Gabriel pavilions which flank the main palace.

Louis-Philippe I, King of the French, and the Charter of 1830 - Franz-Xaver Winterhalter
Le lien vers le site collection

Inside the Palace, the famous Gallery of Battles, inaugurated in June 1837, perfectly embodies Louis-Philippe unifying ambitions.

But, faced with growing opposition, Louis-Philippe was eventually toppled by another revolution in February 1848. The King had become increasingly conservative and removed from the French people: the July Monarchy came to an end with his abdication, on 24 February 1848.


The Raft of the Medusa

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

The Raft of the Medusa, painting (1819) by French Romantic artist Théodore Géricault depicting the survivors of a shipwreck adrift and starving on a raft. Géricault astonished viewers by painting, in harrowing detail, not an antique and noble subject but a recent gruesome incident.

The French Revolution greatly stimulated interest in the depiction of contemporary events, but, after the fall of Napoleon in 1815, few artists were disposed to depict such subjects. Géricault was something of an exception, but he was separated from his immediate predecessors both by temperament and by the sincerity of his approach. Individual suffering rather than collective drama is vividly portrayed in The Raft of the Medusa. The large painting (13.75 × 23.5 feet [4.91 × 7.16 metres]) depicts the aftermath of the 1816 wreck of the French Royal Navy frigate the Medusa, which ran aground off the coast of Senegal. Because of a shortage of lifeboats, some 150 survivors embarked on a raft and were decimated by starvation during a 13-day ordeal, which descended into murder and cannibalism. Only a handful remained when they were rescued at sea.

The shipwreck had scandalous political implications in France—the incompetent captain, who had gained the position because of connections to the Bourbon Restoration government, fought to save himself and senior officers while leaving the lower ranks to die—and so Géricault’s picture of the raft and its inhabitants was greeted with hostility by the government. The work’s macabre realism, its treatment of the raft incident as epic-heroic tragedy, and the virtuosity of its drawing and tonalities combine to give the painting great dignity and carry it far beyond mere contemporary reportage. The portrayal of the dead and dying, developed within a dramatic, carefully constructed composition, addressed a contemporary subject with remarkable and unprecedented passion.

Géricault showed the work at the 1819 Salon, an annual exhibition of contemporary French art at the Louvre. It was awarded a gold medal, but many critics decried the grisly subject and repellant realism. Disappointed by the reception of The Raft of the Medusa, Géricault took the painting to England in 1820, where it was received as a sensational success. After the painter’s death in 1824, Louvre director the comte de Forbin purchased the work from Géricault’s heirs for the museum.


Ver el vídeo: La Revolución francesa en 14 minutos (Febrero 2023).

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos