Nuevo

¿Alguien en Europa predijo la existencia de las Américas?

¿Alguien en Europa predijo la existencia de las Américas?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

De acuerdo con la respuesta a esta pregunta, Colón fue bastante único en su creencia de que el mundo era lo suficientemente pequeño y Asia lo suficientemente grande como para hacer posible navegar hacia el oeste hasta Asia. Todos los demás esperaban (correctamente) que estaba MUY lejos para ser una opción práctica.

Por supuesto, terminó siendo discutible, porque había una masa de tierra completamente nueva entre Europa y Asia: las Américas. Colón aterrizó allí en su lugar, y el resto fue historia.

Pero si los europeos tenían algo incluso que se acerca Una idea precisa de lo lejos que estaba Asia al oeste, debieron haberse dado cuenta de que ese sería un océano COLOSAL. (Aproximadamente 11,000 millas, ahora podemos estimar). ¿Alguien propuso la idea de que había más que agua por ahí? ¿Que un océano tan grande podría albergar un continente completamente nuevo, o incluso más de uno, antes de que regresaras a la "India"?

Especialmente dados los descubrimientos vikingos de América (y de Islandia y Groenlandia), ¿hubo rumores o discusiones sobre otras tierras de Occidente? ¿O las potencias europeas simplemente asumieron que era un océano vacío hasta Asia, hasta que descubrieron una enorme masa de tierra bloqueando su camino?


Según el destino, el primer globo terráqueo conocido se creó en 1492, el mismo año del viaje de Colón. Como tal, también es el único globo conocido que representa el área entre Europa Occidental y Asia Oriental antes del descubrimiento del Nuevo Mundo. Ninguno de los mapas planos anteriores que pude encontrar hizo ningún tipo de esfuerzo legítimo para representar esta área.

El autor trabajaba para el rey de Portugal en ese momento. Dado que este era el estado del arte del conocimiento cartográfico europeo en 1492, podemos ver que se pensaba que el océano intermedio contenía numerosas islas pequeñas. Las islas Azores y Canarias y Cabo Verde eran conocidas y representadas. En el este, se representan Japón (Cipangu), Java y otras islas de "especias" del archipiélago del sudeste asiático.

Hay algunas islas "desconocidas" interesantes. Hay varios colocados en el círculo polar ártico, quizás como un guiño a Islandia y sus leyendas. También había una isla aproximadamente del tamaño de Inglaterra justo en medio del océano llamada "Saint Brandan". Probablemente esta sea una referencia a la historia del monje irlandés St. Brendon, de quien se dice que atravesó el océano y encontró una isla paradisíaca. Lo interesante de esto es que parece que a este cuento bastante exagerado aparentemente se le dio mucho más crédito en el pensamiento europeo dominante que a los descubrimientos islandeses.

Incluso allí, sin embargo, claramente se pensaba que era una isla grande, no un continente completamente nuevo. Así que parece justo decir que la gente en la mejor posición para especular, la comunidad de navegación portuguesa, no creía que hubiera nada en el medio más que islas.


Europeos, tal vez no, alguien del viejo mundo, sí.

Al-Biruni (973-1050) vivió en Khwarezm (actual Uzbekistán). Entre otros trabajos en matemáticas, astronomía, física, mineralogía, historia y geografía, calculó la circunferencia de la Tierra con una precisión superior a sus predecesores, e hizo algunos mapas precisos de tierras conocidas. En su trabajo Codex Masudicus Conjeturó que debería haber un continente habitado entre Europa y Asia:

Pero, ¿eran realmente las tres quintas partes de la circunferencia de la Tierra nada más que agua? Biruni consideró esta posibilidad pero la rechazó por motivos tanto de observación como de lógica. Por su estudio de la gravedad específica, sabía que la mayoría de los minerales sólidos eran más pesados ​​que el agua. ¿Un mundo tan acuoso no daría lugar a graves desequilibrios a los que el planeta habría tenido que adaptarse con el tiempo? ¿Y por qué, preguntó, las fuerzas que habían dado lugar a aterrizar en dos quintas partes del cinturón de la tierra no habían tenido también un efecto en las otras tres quintas partes? Biruni concluyó que en algún lugar de las vastas extensiones de océano entre Europa y Asia debe haber una o más masas de tierra o continentes desconocidos.

(Fuente: S. Frederick Starr)

Su razonamiento era erróneo desde el punto de vista moderno, ya que los mismos argumentos implicarían, por ejemplo, que Pangea no podría existir. Pero la conclusión fue correcta.

No hay evidencia de que este trabajo fuera conocido por Colón, pero, curiosamente, sí conocía un trabajo del geógrafo de Asia central Ahmad al-Farghani (c. 800-c. 870) quien calculó la circunferencia de la Tierra con mayor precisión que los griegos. (pero con menos precisión que al-Biruni). Existe la teoría de que es una confusión sobre las unidades utilizadas por al-Farghani lo que llevó a Colón a subestimar la circunferencia de la Tierra, lo que subyace a todo el fundamento de su viaje.


Esto está lejos de ser una ciencia probada, tal vez ni siquiera al nivel de una hipótesis. Supuestamente, el rey de Mali en África navegó hacia las Américas alrededor de 1300 o antes. No recuerdo los años exactos. Algunas personas también han sugerido que algunas de las estatuas encontradas en América Central y del Sur parecen africanas y esto podría indicar un viaje desde el viejo mundo que no conocemos.

También me gusta leer a Graham Hancock de vez en cuando y en uno de sus libros dijo que supuestamente Colón pasó mucho tiempo en alguna isla que tenía una tradición de navegación y navegación que se remonta a miles de años atrás y tenían mapas secretos que representaban el Américas.

Rey de Mali

Hay alguna evidencia de esto, pero no está probada. He visto las estatuas en la televisión y parecen africanas. Además, algunas de las obras de arte de la antigua mesoamérica parecen estar basadas en las mismas constelaciones que las de Oriente Medio y Asia. Algo de esto llevará tiempo. No sigo a Hancock religiosamente, pero algunas de las cosas de las que habló en su libro de 1993 están saliendo a la luz.

Las huellas dactilares de los dioses se escribieron antes de que se estudiara en detalle a Gobelki Tepi.

Magos de los Dioses No, no creo que haya 7 personas mágicas que huyeron de la Atlántida o lo que sea y navegaron por el mundo. Lo que sí pienso después de leer esto es que hay algo más allá de la mera coincidencia para explicar por qué la obra de arte se basa en las mismas constelaciones en todo el mundo. Y que la gente pudo haber estudiado las estrellas y las matemáticas antes de lo que sabemos actualmente.

Nada de esto está cerca de ser un tipo de prueba, pero a veces tienes que preguntarte. Navegar entonces no era como lo es hoy. Era extremadamente peligroso y hacerlo hacia lo desconocido aún más. También era increíblemente caro y ¿por qué un nuevo rey le daría a Colón tanto dinero en una empresa tan arriesgada?

Cuando estaba en la escuela nos enseñaron que Colón descubrió América. Hoy sabemos que no es del todo cierto. En 50 años podríamos encontrar suficiente evidencia de que la gente ha navegado a través de los océanos durante miles de años.


Musulmanes en Europa: la construcción de un "problema"

La presencia de unos 25 millones de musulmanes en los 28 países de la Unión Europea suscita actualmente debate, polémica, miedo e incluso odio. Nunca antes habíamos presenciado tal clima de sospecha mutua entre los musulmanes y las sociedades europeas dominantes. Las encuestas de opinión pública en Europa muestran un miedo y una oposición cada vez mayores a los musulmanes europeos, que son percibidos como una amenaza para la identidad nacional, la seguridad nacional y el tejido social. Los musulmanes, en cambio, están convencidos de que la mayoría de los europeos rechazan su presencia y difaman y caricaturizan su religión.

Las encuestas muestran un miedo creciente hacia los musulmanes europeos, que creen que los europeos caricaturizan su religión

Este malentendido es preocupante, ya que alimenta la peligrosa islamofobia, por un lado, y la radicalización, por el otro. Los estados europeos están alarmados por estos desarrollos, ya que ponen en peligro la convivencia armoniosa. En consecuencia, han tomado medidas y promulgado leyes para combatir las fuerzas extremistas, frenar la radicalización y mejorar la integración de los musulmanes en los países receptores.

Sin embargo, la situación no es sencilla. ¿Cómo podría Europa fomentar la integración musulmana en estados seculares? ¿Están la radicalización y el extremismo vinculados a la marginación económica? ¿Son producto de una narrativa que divide al mundo en dos campos: nosotros y ellos? ¿El extremismo se basa únicamente en la fe? Si es así, ¿por qué un noruego extremista mató, en 2011, a decenas de sus compatriotas que no eran musulmanes? Los estados europeos continúan lidiando con estas cuestiones espinosas sin poder idear una respuesta coherente.

Mis argumentos son que los musulmanes se están estableciendo permanentemente en Europa, que la gran mayoría quiere vivir en paz, que las políticas de integración europea han sido erráticas e inconsistentes y que solo una pequeña minoría de musulmanes se dedica a actividades radicales. También sostengo que, además de la radicalización basada en la fe (grupos o individuos motivados por la religión), existe un extremismo basado en la identidad (partidos de extrema derecha), que no es menos peligroso, y Europa debería afrontar ambos problemas secando el fuentes ideológicas del extremismo. Finalmente, señalo que el radicalismo islamista en Europa sigue siendo marginal. Este radicalismo no es el resultado de una integración fallida, sino de conexiones locales-globales, que están vinculadas a la ruptura de identidad y la exposición de los jóvenes musulmanes europeos a las insoportables imágenes de destrucción y violencia en muchos países musulmanes, principalmente en Oriente Medio. Si esta violencia es el resultado de la intervención occidental, como la invasión de Irak y las ofensivas israelíes en Gaza, o el resultado del asalto de los regímenes musulmanes a sus propias poblaciones, como en Irak o Siria, es irrelevante.


10 predicciones que Watkins acertó.

1. Fotografía digital en color

Watkins, por supuesto, no usó la palabra "digital" ni explicó con precisión cómo funcionarían las cámaras digitales y las computadoras, pero predijo con precisión cómo la gente llegaría a usar la nueva tecnología fotográfica.

& quotLas fotografías se telegrafiarán desde cualquier distancia. Si hay una batalla en China dentro de cien años, las instantáneas de sus eventos más llamativos se publicarán en los periódicos una hora más tarde. las fotografías reproducirán todos los colores de la naturaleza & # x27s. & quot

Esto mostró una gran previsión, dice el Sr. Nilsson. Cuando Watkins estaba haciendo sus predicciones, habría tomado una semana para que una imagen de algo que estaba sucediendo en China llegara a los periódicos occidentales.

La gente pensaba que la fotografía en sí misma era un milagro, y la fotografía en color era muy experimental, dice.

"La idea de tener cámaras que recopilen información de los extremos opuestos del mundo y la transmita; no estaba tomando una tecnología actual y luego mirando hacia el siguiente paso, iba mucho más allá de lo que todos estaban diciendo en ese momento".

Patrick Tucker, de la World Future Society, con sede en Maryland, EE. UU., Cree que Watkins podría incluso estar insinuando un avance futuro mucho mayor.

& quot & # x27Las fotografías serán telegrafiadas & # x27 se lee sorprendentemente como la forma en que accedemos a la información de la web ", dice el Sr. Tucker.

2. La creciente altura de los estadounidenses

"Los estadounidenses serán más altos de una a dos pulgadas".

Watkins tenía una precisión infalible aquí, dice Nilsson: el hombre estadounidense promedio en 1900 tenía aproximadamente 66-67 pulgadas (1,68-1,70 m) de altura y en 2000, el promedio era 69 pulgadas (1,75 m).

Hoy en día, es de 69,5 pulgadas (1,76 m) para los hombres y 64 pulgadas (1,63 m) para las mujeres.

“Los circuitos telefónicos y telegráficos inalámbricos se extenderán por todo el mundo. Un esposo en medio del Atlántico podrá conversar con su esposa sentada en su tocador en Chicago. Podremos telefonear a China con tanta facilidad como ahora hablamos de Nueva York a Brooklyn.

Las llamadas telefónicas internacionales eran algo inaudito en Watkins & # x27 day. Pasaron otros 15 años antes de que Alexander Bell hiciera la primera llamada, incluso de una costa de los Estados Unidos a la otra. La idea de la telefonía inalámbrica fue verdaderamente revolucionaria.

& quot Las comidas preparadas se comprarán en establecimientos similares a nuestras panaderías actuales & quot.

La proliferación de comidas preparadas en supermercados y tiendas de comida para llevar en High Streets sugiere que Watkins tenía razón, aunque preveía que las comidas se entregarían en platos que se devolverían a los establecimientos de cocina para lavarlos.

5. Ralentización del crecimiento de la población

"Probablemente habrá entre 350.000.000 y 500.000.000 de personas en Estados Unidos [EE. UU.]".

La cifra es demasiado alta, dice Nilsson, pero al menos Watkins estaba adivinando en la dirección correcta. Si la población de Estados Unidos hubiera crecido al mismo ritmo que lo hizo entre 1800 y 1900, habría superado los mil millones en 2000.

"En cambio, creció solo un 360%, alcanzando los 280 millones a principios del nuevo siglo".

6. Hortalizas de invernadero

El agricultor convertirá el invierno en verano y la noche en día, dijo Watkins, con cables eléctricos bajo el suelo y grandes jardines bajo vidrio.

& quot; Las verduras se bañarán con una potente luz eléctrica, que servirá, como la luz del sol, para acelerar su crecimiento. Las corrientes eléctricas aplicadas al suelo harán que las plantas valiosas crezcan más grandes y más rápido, y matarán las malas hierbas problemáticas. Los rayos de luz de colores acelerarán el crecimiento de muchas plantas. La electricidad aplicada a las semillas del jardín hará que broten y se desarrollen inusualmente temprano ''.

Los grandes jardines bajo vidrio ya eran una realidad, dice Philip Norman del Garden Museum de Londres, pero acertó al predecir el uso de la electricidad. Aunque las luces de colores y las corrientes eléctricas no despegaron, probablemente se experimentó con ellas.

"La electricidad ciertamente forma parte de la propagación de las plantas. Pero el artículo más antiguo que tenemos es un folleto de 1953, Electricity in Your Garden, que detalla marcos, focos y campanas eléctricos calentados e invernaderos calentados eléctricamente, publicado por la Asociación Británica de Desarrollo Eléctrico.

"Tenemos un calentador de suelo de 1956, que se utiliza en el suelo para ayudar a la germinación temprana de semillas en su invernadero".

& quot; El hombre verá todo el mundo. Personas y cosas de todo tipo se enfocarán en cámaras conectadas eléctricamente con pantallas en extremos opuestos de circuitos, miles de millas en un lapso ''.

Watkins previó cámaras y pantallas conectadas por circuitos eléctricos, una visión realizada prácticamente en el siglo XX por la televisión internacional en vivo y más tarde por las cámaras web.

"Grandes fuertes sobre ruedas atravesarán espacios abiertos a la velocidad de los trenes expresos de hoy".

Leonardo da Vinci había hablado de esto, dice Nilsson, pero Watkins lo estaba llevando más allá. No había mucha gente con tanta visión de futuro.

`` Nuestros tataranietos comerán fresas tan grandes como manzanas ''.

En el siglo pasado se han desarrollado muchas variedades más grandes de frutas, pero Watkins se mostró demasiado optimista con respecto a las fresas.

10. El Acela Express

Los trenes circulan normalmente a dos millas por minuto. Trenes expresos a ciento cincuenta millas por hora.

Exactamente 100 años después de escribir esas palabras, hasta el mismo mes, la línea ferroviaria insignia de alta velocidad de Amtrak & # x27, el Acela Express, abrió sus puertas entre Boston y Washington, DC. Alcanza velocidades máximas de 150 mph, aunque la velocidad media es considerablemente menor. El ferrocarril de alta velocidad en otras partes del mundo, incluso en 2000, era considerablemente más rápido.

& quotNo habrá C, X o Q en nuestro alfabeto cotidiano. Serán abandonados porque son innecesarios. & Quot;

Obviamente, esto estaba mal, dice Patrick Tucker de World Future Society, pero también es notable en la forma en que insinúa los posibles efectos de la comunicación de masas en la comunicación misma.

2. Todos caminarán 10 millas al día

"Esto presenta una visión bastante generosa de la humanidad futura, pero no parece considerar la popularidad y la conveniencia de los avances en el transporte [aceras móviles, trenes expresos, autocares] que se pronostican en otra parte del artículo", dice el Sr. Tucker.

3. No más coches en las grandes ciudades

"Todo el tráfico de prisa será por debajo o por encima del suelo cuando se lleve dentro de los límites de la ciudad".

Sin embargo, muchas ciudades tienen zonas peatonales en sus centros históricos. Y pronosticó correctamente carreteras elevadas y subterráneos.

4. Sin mosquitos ni moscas

`` Los mosquitos, las moscas domésticas y las cucarachas habrán sido exterminados ''.

Watkins se estaba adelantando a sí mismo aquí. De hecho, la chinche está regresando enormemente en los EE. UU. Y en algunos otros países.

¿Quizás el fin del mosquito y la mosca doméstica sea algo que esperar en 2100?


Cómo Estados Unidos avanzó en el cambio climático sin aprobar un proyecto de ley

Los conductores nunca aprenden la única lección de la temporada de cigarras

La ficción detectivesca no tiene nada que ver con este misterio de asesinato de ciencia victoriana

Desde hace 30.000 años hasta alrededor del 11.000 a.C., la tierra estuvo sujeta a una ola de frío que absorbió el mar en forma de glaciares y capas de hielo que se extendían desde los polos. Este período se conoce como el Último Máximo Glacial, cuando el alcance de la Edad de Hielo más reciente estaba en su punto máximo. Al perforar núcleos de lodo del lecho marino, podemos reconstruir una historia de la tierra y los mares, en particular midiendo las concentraciones de oxígeno y buscando polen, que se habría depositado en el suelo seco de la flora que crecía allí. Por tanto, pensamos que el nivel del mar estaba entre 60 y 120 metros más bajo que en la actualidad. Así que fue tierra firme desde Alaska hasta Rusia, y todo el camino hacia el sur hasta las Aleutianas, una cadena creciente de islas volcánicas que salpican el Pacífico norte.

La teoría predominante sobre cómo llegó la gente de América a esas tierras es a través de ese puente. Nos referimos a él como un puente terrestre, aunque dada su duración y tamaño, era simplemente tierra continua, miles de millas de norte a sur, es solo un puente si lo vemos en comparación con los estrechos de hoy. La zona se llama Beringia, y las primeras personas que la cruzaron fueron los beringianos. Eran tierras duras, escasas con arbustos y hierbas al sur, había bosques boreales y donde la tierra se encontraba con el mar, bosques de algas y focas.

Aunque estos todavía eran terrenos difíciles, según los hallazgos arqueológicos, los habitantes de Beringia occidentales vivían cerca del río Yana en Siberia hacia el 30.000 a. C. Ha habido mucho debate a lo largo de los años sobre cuándo exactamente la gente llegó al lado oriental y, por lo tanto, en qué momento después de que subieron los mares se aislaron como los pueblos fundadores de las Américas. Las preguntas que quedan —y hay muchas— se refieren a si llegaron todas a la vez o en forma de gotas y monótonas.Los sitios en el Yukón que se extienden a ambos lados de la frontera entre Estados Unidos y Alaska con Canadá nos dan pistas, como las Cuevas Bluefish, a 33 millas al suroeste de la aldea de Old Crow.

El último análisis de datación por radio de los restos de vidas en las Cuevas Bluefish indica que la gente estuvo allí hace 24.000 años. Estos pueblos fundadores se extendieron durante 12.000 años a todos los rincones de los continentes y formaron el grupo del que se extraerían todos los estadounidenses hasta 1492. Me centraré en América del Norte aquí, y lo que sabemos hasta ahora, lo que podemos saber a través de la genética y por qué no sabemos más.

Hasta Colón, las Américas estaban pobladas por focos de grupos tribales distribuidos por los continentes norte y sur. Hay docenas de culturas individuales que han sido identificadas por edad, ubicación y tecnologías específicas, y a través de nuevas formas de conocer el pasado, incluidas la genética y la lingüística. Los académicos han planteado la hipótesis de varios patrones de migración de Beringia a las Américas. Con el tiempo, se ha sugerido que hubo múltiples olas, o que ciertas personas con tecnologías particulares se extendieron desde el norte hasta el sur.

Ambas ideas han caído ahora en desgracia. La teoría de ondas múltiples ha fracasado como modelo porque las similitudes lingüísticas utilizadas para mostrar patrones de migración simplemente no son tan convincentes. Y la segunda teoría falla debido a la sincronización. Las culturas a menudo son nombradas y conocidas por la tecnología que dejaron atrás. En Nuevo México hay una pequeña ciudad llamada Clovis, con 37.000 habitantes. En la década de 1930, se encontraron puntas de proyectiles que se asemejan a puntas de lanza y otra parafernalia de caza en un sitio arqueológico cercano, que data de hace unos 13.000 años. Estos estaban tallados en ambos lados, bifaces con puntas estriadas. Se pensaba que fueron los inventores de estas herramientas quienes fueron las primeras personas en extenderse por los continentes. Pero hay evidencia de humanos que vivieron en el sur de Chile hace 12.500 años sin la tecnología Clovis. Estas personas están demasiado lejos para mostrar un vínculo directo entre ellos y los Clovis de tal manera que indique que los Clovis son los aborígenes de América del Sur.

Hoy en día, la teoría emergente es que la gente de las Cuevas Bluefish hace unos 24.000 años fueron los fundadores, y que representan una cultura que estuvo aislada durante miles de años en el frío norte, incubando una población que eventualmente sembraría en cualquier otro lugar. . Esta idea se ha conocido como Standstill beringiano. Esos fundadores se habían separado de las poblaciones conocidas en el Asia siberiana hace unos 40.000 años, se encontraron con Beringia y se quedaron hasta hace unos 16.000 años.

El análisis de los genomas de los pueblos indígenas muestra 15 tipos mitocondriales fundadores que no se encuentran en Asia. Esto sugiere una época en la que se produjo la diversificación genética, una incubación que duró quizás 10.000 años. Nuevas variantes genéticas se extendieron por las tierras estadounidenses, pero no de regreso a Asia, ya que las aguas las habían cortado. Hoy en día, vemos niveles más bajos de diversidad genética en los nativos americanos modernos, derivados solo de los 15 originales, que en el resto del mundo. Una vez más, esto apoya la idea de una sola población pequeña que siembra los continentes y, a diferencia de Europa o Asia, estas personas quedarán aisladas, con poca mezcla de nuevas poblaciones durante miles de años, al menos hasta Colón.

En Montana, aproximadamente a 20 millas de la autopista 90, se encuentra la minúscula conurbación de Wilsall, con una población de 178 en 2010. Aunque se han recuperado pilas de cultura material en la tradición Clovis en toda América del Norte, solo una persona de esta época y cultura se ha elevado de su tumba. Adquirió el nombre de Anzick-1 y fue enterrado en un refugio de rocas en lo que se convertiría, unos 12.600 años después, en Wilsall. Era un niño pequeño, probablemente menos de dos años, a juzgar por las suturas no fusionadas en su cráneo. Fue sepultado rodeado de al menos 100 herramientas de piedra y 15 de marfil. Algunos de ellos estaban cubiertos de ocre rojo, y juntos sugieren que Anzick era un niño muy especial que había sido enterrado ceremonialmente en esplendor. Ahora es especial porque tenemos su genoma completo.

Y está la lamentable saga de Kennewick Man. Mientras asistía a una carrera de hidroaviones en 1996, dos lugareños de Kennewick, Washington, descubrieron un cráneo de cara ancha que se abría paso poco a poco fuera de la orilla del río Columbia. A lo largo de las semanas y los años, más de 350 fragmentos de huesos y dientes fueron extraídos de esta tumba de 8.500 años, todos pertenecientes a un hombre de mediana edad, tal vez de unos 40 años, enterrado deliberadamente, con algunos signos de lesiones que habían sufrido. sanó a lo largo de su vida: una costilla rota, una incisión de una lanza, una pequeña fractura de depresión en la frente. Hubo disputas académicas sobre su morfología facial, algunos dijeron que era más similar a los cráneos japoneses, algunos argumentaron a favor de un vínculo con los polinesios y algunos afirmaron que debió ser europeo.

Con todos los vaivenes sobre su morfología, el ADN debería ser una rica fuente de datos concluyentes para este hombre. Pero las controversias políticas sobre su cuerpo han obstaculizado gravemente su valor para la ciencia durante 20 años. Para los nativos americanos, se hizo conocido como el Anciano, y cinco clanes, en particular las tribus confederadas de la reserva de Colville, querían que lo volvieran a enterrar ceremonialmente bajo las pautas determinadas por la Ley de Protección y Repatriación de Tumbas de los Nativos Americanos (NAGPRA), que otorga custodia derechos sobre los artefactos y cuerpos de los nativos americanos que se encuentran en sus tierras. Los científicos demandaron al gobierno para evitar su entierro, algunos afirmaron que sus huesos sugerían que era europeo y, por lo tanto, no estaba relacionado con los nativos americanos.

Para agregar una cereza absurda a este pastel ya de por sí desagradable, un grupo pagano californiano llamado Asatru Folk Assembly hizo una oferta por el cuerpo, alegando que Kennewick Man podría tener una identidad tribal nórdica, y si la ciencia pudiera establecer que el cuerpo era europeo. , entonces debería recibir una ceremonia en honor a Odin, gobernante del mítico Asgard, aunque no está claro qué implica ese ritual.

Su nuevo entierro fue bloqueado con éxito en 2002, cuando un juez dictaminó que sus huesos faciales sugerían que era europeo y, por lo tanto, no se podían invocar las pautas de NAGPRA. El tema fue golpeado de un lado a otro durante años, de una manera en la que nadie salió luciendo bien. Diecinueve años después de que se encontrara este importante cuerpo, finalmente se publicó el análisis del genoma.

Si hubiera sido europeo (o japonés o polinesio), habría sido el hallazgo más revolucionario en la historia de la antropología estadounidense, y todos los libros de texto sobre migración humana se habrían reescrito. Pero, por supuesto, no lo estaba. Se utilizó un fragmento de material para secuenciar su ADN, y mostró que, he aquí, el Hombre Kennewick, el Anciano, estaba estrechamente relacionado con el bebé Anzick. Y en cuanto a los vivos, estaba más estrechamente relacionado con los nativos americanos que con cualquier otra persona en la Tierra, y dentro de ese grupo, estaba más estrechamente relacionado con las tribus de Colville.

Anzick es una prueba firme y definitiva de que América del Norte y del Sur fueron pobladas por la misma gente. El genoma mitocondrial de Anzick es muy similar al de las personas de América Central y del Sur en la actualidad. Los genes del Primigenio se parecen mucho a los de las tribus del área de Seattle en la actualidad. Estas similitudes no indican que fueran miembros de esas tribus o personas, ni que sus genes no se hayan extendido por todo el continente americano, como cabría esperar en escalas de tiempo de miles de años. Lo que muestran es que la dinámica de la población, cómo los pueblos indígenas antiguos se relacionan con los nativos americanos contemporáneos, es compleja y varía de una región a otra. Ninguna gente es completamente estática y los genes lo son menos.

En diciembre de 2016, en uno de sus últimos actos en el cargo, el presidente Barack Obama firmó una legislación que permitió que Kennewick Man fuera enterrado nuevamente como nativo americano. Anzick fue encontrado en terrenos privados, por lo que no está sujeto a las reglas de NAGPRA, pero de todos modos fue enterrado de nuevo en 2014 en una ceremonia en la que participaron algunas tribus diferentes. A veces olvidamos que, aunque los datos deben ser puros y sencillos, la ciencia la hacen personas, que nunca lo son.

Anzick y Kennewick Man representan muestras estrechas, una visión tentadora del panorama general. Y la política y la historia obstaculizan el progreso. El legado de 500 años de ocupación ha fomentado una profunda dificultad para comprender cómo se poblaron las Américas por primera vez. Dos de las decanas de este campo, Connie Mulligan y Emőke Szathmáry, sugieren que existe una larga tradición cultural que se filtra a través de nuestros intentos de deconstruir el pasado.

A los europeos se les enseña una historia de migración desde el nacimiento, de griegos y romanos que se extienden por Europa, conquistan tierras y se interponen lejos. La tradición judeocristiana coloca a la gente dentro y fuera de África y Asia, y las rutas de la seda conectan a los europeos con Oriente y viceversa. Muchos países europeos han sido naciones marinas, explorando y, a veces, construyendo imperios beligerantes para el comercio o para imponer una superioridad percibida sobre otras personas. Aunque tenemos identidades nacionales, orgullo y tradiciones que vienen con ese sentido de pertenencia, la cultura europea está imbuida de migración.

Para los nativos americanos, esta no es su cultura. No todos creen que siempre han estado en sus tierras, ni que son un pueblo estático. Pero en su mayor parte, la narrativa de la migración no amenaza la identidad europea de la misma manera que podría hacerlo para la gente que llamamos indios. La noción científicamente válida de la migración de personas de Asia a las Américas puede desafiar las historias de creación nativa. También puede tener el efecto de combinar los primeros inmigrantes modernos del siglo XV en adelante con los de 24.000 años antes, con el efecto de socavar los reclamos indígenas de tierras y soberanía.

En lo profundo de los lagos del Gran Cañón se encuentran los Havasupai. Su nombre significa "gente de las aguas azul verdosas" y llevan allí al menos 800 años. Son una tribu pequeña, alrededor de 650 miembros en la actualidad, y usan escaleras, caballos y, a veces, helicópteros para entrar y salir, o más bien, subir y bajar del cañón. La tribu está plagada de diabetes tipo 2, y en 1990, la gente de Havasupai acordó proporcionar a los científicos de la Universidad Estatal de Arizona ADN de 151 individuos con el entendimiento de que buscarían respuestas genéticas al acertijo de por qué la diabetes era tan común. Se obtuvo el consentimiento por escrito y se tomaron muestras de sangre.

No se encontró un vínculo genético obvio con la diabetes, pero los investigadores continuaron usando su ADN para evaluar la esquizofrenia y los patrones de endogamia. Los datos también se transmitieron a otros científicos interesados ​​en la migración y la historia de los nativos americanos. El Havasupai solo se enteró de esto años después y finalmente demandó a la universidad. En 2010, recibieron $ 700,000 en compensación.

Therese Markow fue una de las científicas involucradas e insiste en que el consentimiento estaba en los documentos que firmaron y que los formularios eran necesariamente simples, ya que muchos havasupai no tienen el inglés como primer idioma y muchos no se graduaron de la escuela secundaria. Pero muchos en la tribu pensaron que solo se les preguntaba sobre su diabetes endémica. Una muestra de sangre contiene el genoma completo de un individuo y, con él, una gran cantidad de datos sobre ese individuo, su familia y su evolución.

Esta no es la primera vez que sucede. En la década de 1980, antes de los días de la genómica fácil y barata, se tomaron muestras de sangre con consentimiento para analizar los niveles inusualmente altos de enfermedad reumática en la gente Nuu-chah-nulth del noroeste del Pacífico de Canadá. El proyecto, dirigido por el fallecido Ryk Ward, entonces en la Universidad de Columbia Británica, no encontró ningún vínculo genético en sus muestras y el proyecto fracasó. Sin embargo, en la década de los noventa, Ward se había trasladado a la Universidad de Utah y luego a Oxford en el Reino Unido, y las muestras de sangre se habían utilizado en estudios antropológicos y sobre el VIH / SIDA en todo el mundo, que se convirtieron en becas, trabajos académicos y un documental de PBS-BBC producido conjuntamente.

El uso de las muestras para la migración histórica indicó que los orígenes de los Havasupai eran de ancestros antiguos en Siberia, lo que está de acuerdo con nuestra comprensión de la historia humana por todos los métodos científicos y arqueológicos. Pero está en oposición a la creencia religiosa de Havasupai que fueron creados in situ en el Gran Cañón. Aunque no es científico, está perfectamente dentro de sus derechos excluir investigaciones que contradigan sus historias, y esos derechos parecen haber sido violados. El vicepresidente de Havasupai, Edmond Tilousi, dijo Los New York Times en 2010 que “viniendo del cañón. es la base de nuestros derechos soberanos ".

La soberanía y la pertenencia a una tribu es algo complejo y difícil de conseguir. Incluye un concepto llamado "cuanto de sangre", que es efectivamente la proporción de los antepasados ​​que ya son miembros de una tribu. Es una invención de los estadounidenses de origen europeo en el siglo XIX, y aunque la mayoría de las tribus tenían sus propios criterios para la pertenencia a una tribu, la mayoría finalmente adoptó Blood Quantum como parte de la calificación para el estatus tribal.

El ADN no es parte de esa mezcla. Con nuestro conocimiento actual de la genómica de los nativos americanos, no hay posibilidad de que el ADN sea una herramienta útil para atribuir el estatus tribal a las personas. Además, dada nuestra comprensión de la ascendencia y los árboles genealógicos, tengo profundas dudas de que el ADN pueda usarse alguna vez para determinar la pertenencia a una tribu. Si bien el ADNmt (que se transmite de madres a hijos) y el cromosoma Y (que se transmite de padres a hijos) han demostrado ser profundamente útiles para determinar la trayectoria ancestral profunda de los primeros pueblos de las Américas hasta el presente, estos dos cromosomas representan una pequeña proporción de la cantidad total de ADN que porta un individuo. El resto, los autosomas, proviene de todos los antepasados.

Algunas empresas de genealogía genética le venderán kits que pretenden concederle la pertenencia a pueblos históricos, aunque sean versiones mal definidas y muy románticas de los antiguos europeos. Este tipo de astrología genética, aunque poco científica y desagradable para mi paladar, en realidad es solo una fantasía sin sentido, su daño real es que socava la alfabetización científica en el público en general.

Durante siglos, las personas han sido demasiado móviles para permanecer aisladas genéticamente durante un período de tiempo significativo. Se sabe que las tribus se mezclaron antes y después del colonialismo, lo que debería ser suficiente para indicar que, en el mejor de los casos, se imagina alguna noción de pureza tribal. De los marcadores genéticos que se ha demostrado que existen en tribus individuales hasta ahora, ninguno es exclusivo. Algunas tribus han comenzado a utilizar el ADN como prueba para verificar a la familia inmediata, como en los casos de paternidad, y esto puede ser útil como parte de la calificación para el estatus tribal. Pero por sí sola, una prueba de ADN no puede ubicar a alguien en una tribu específica.

Eso no ha detenido la aparición de algunas empresas en los Estados Unidos que venden kits que afirman usar ADN para atribuir membresía tribal. Accu-Metrics es una de esas empresas. En su página web, afirma que hay "562 tribus reconocidas en los Estados Unidos, más al menos otras 50 en Canadá, divididas en Primera Nación, Inuit y Metis". Por 125 dólares, la empresa afirma que "puede determinar si pertenece a uno de estos grupos.”

La idea de que el estatus tribal está codificado en el ADN es a la vez simplista y errónea. Muchos miembros de las tribus tienen padres no nativos y aún conservan la sensación de estar vinculados a la tribu y la tierra que consideran sagrada. En Massachusetts, los miembros de la tribu Seaconke Wampanoag identificaron la herencia europea y africana en su ADN, debido a cientos de años de mestizaje con colonos del Nuevo Mundo. Intentar combinar el estatus tribal con el ADN niega la afinidad cultural que la gente tiene con sus tribus. Sugiere un tipo de pureza que la genética no puede soportar, un tipo de esencialismo que se asemeja al racismo científico.

La creencia engañosa de que el ADN puede otorgar identidad tribal, tal como lo venden empresas como Accu-Metrics, sólo puede fomentar una mayor animosidad y sospecha hacia los científicos. Si una identidad tribal pudiera mostrarse mediante el ADN (lo cual no es posible), entonces quizás los derechos de reparación otorgados a las tribus en los últimos años podrían no ser válidos en los territorios a los que fueron trasladados durante el siglo XIX. Muchas tribus son naciones soberanas efectivas y, por lo tanto, no están necesariamente obligadas por las leyes del estado en el que viven.

Cuando se combina con casos como el de Havasupai y siglos de racismo, la relación entre los nativos americanos y los genetistas no es saludable. Después de que se resolvieron las batallas legales por los restos de Kennewick Man, y se aceptó que no era de ascendencia europea, se invitó a las tribus a participar en los estudios posteriores. De cinco, solo lo hicieron las tribus Colville. Su representante, James Boyd, dijo Los New York Times en 2015, “Dudábamos. La ciencia no ha sido buena para nosotros ".

Los datos son supremas en genética y los datos son lo que anhelamos. Pero nosotros son los datos, y las personas no están allí para el beneficio de otros, independientemente de cuán nobles sean los objetivos científicos de uno. Para profundizar nuestra comprensión de cómo llegamos a ser y quiénes somos, los científicos deben hacerlo mejor e invitar a las personas cuyos genes proporcionan respuestas no solo a ofrecer voluntariamente sus datos, sino a participar, a ser dueños de sus historias individuales y a ser parte de eso. viaje de descubrimiento.

Esto está empezando a cambiar. Está surgiendo un nuevo modelo de compromiso con los primeros pueblos de las Américas, aunque a un ritmo glacial. La reunión de la Sociedad Estadounidense de Genética Humana es la reunión anual de quién es quién en genética, y ha sido durante muchos años, donde se discuten todas las ideas más nuevas y más importantes en el estudio de la biología humana. En octubre de 2016 se reunieron en Vancouver y fue organizado por Squamish Nation, un pueblo de las Primeras Naciones con sede en la Colombia Británica. Saludaron a los delegados con una canción y pasaron el bastón parlante al presidente para que comenzaran los procedimientos.

La relación entre la ciencia y los pueblos indígenas se ha caracterizado por una variedad de comportamientos que van desde la explotación abierta hasta la insensibilidad casual al simbolismo y la palabrería. Quizás este tiempo esté llegando a su fin y podríamos fomentar una relación basada en la confianza, el compromiso genuino y el respeto mutuo, de modo que podamos trabajar juntos y desarrollar la capacidad de las tribus para liderar sus propias investigaciones sobre la historia de estas naciones.

Aunque los términos Nativo americano y indio son relativos, Estados Unidos es una nación de inmigrantes y descendientes de esclavos que han desbordado a la población indígena. Menos del 2 por ciento de la población actual se define a sí misma como nativa americana, lo que significa que el 98 por ciento de los estadounidenses son incapaces de rastrear sus raíces, genéticas o de otro tipo, más allá de 500 años en suelo estadounidense. Sin embargo, eso es mucho tiempo para que las poblaciones vengan y se reproduzcan, se mezclen y establezcan patrones de ascendencia que puedan iluminarse con ADN vivo como nuestro texto histórico.

A principios de 2017, se reveló una imagen genética completa de las personas de la América del Norte poscolonial, extraída de los datos enviados por los clientes que pagan a la empresa de genealogía AncestryDNA. Los genomas de más de 770.000 personas nacidas en los Estados Unidos se filtraron en busca de marcadores de ascendencia y revelaron una imagen de mezcolanza, como cabría esperar de un país de inmigrantes.

No obstante, se observan agrupaciones genéticas de países europeos específicos. Los clientes que pagan suministran saliva que alberga sus genomas, junto con los datos genealógicos que tienen. Al alinearlos con el mayor cuidado posible, se puede convocar un mapa de la América posterior a Colón con grupos de ascendencia común, como el finlandés y el sueco en el Medio Oeste, y los acadianos (canadienses francófonos de la costa atlántica) agrupados en Luisiana. , cerca de Nueva Orleans, donde la palabra acadia ha mutado a cajún. Aquí, la genética recapitula la historia, ya que sabemos que los acadianos fueron expulsados ​​por la fuerza por los británicos en el siglo XVIII, y muchos finalmente se establecieron en Luisiana, entonces bajo control español.

Al tratar de hacer algo similar con los afroamericanos, inmediatamente tropezamos. La mayoría de la gente negra en los Estados Unidos no puede rastrear su genealogía con mucha precisión debido al legado de la esclavitud. Sus antepasados ​​fueron capturados en África Occidental, dejando poco o ningún registro de dónde nacieron. En 2014, la empresa de genealogía genética 23andMe publicó su versión de la estructura poblacional de Estados Unidos. En ese retrato vemos un patrón similar de mezcla europea y algunas ideas sobre la historia de los Estados Unidos poscoloniales.

La Proclamación de Emancipación, un mandato federal para cambiar el estatus legal de esclavos a libres, fue emitida por el presidente Lincoln en 1863, aunque los efectos no fueron necesariamente inmediatos. En los datos genómicos, hay una mezcla entre el ADN europeo y el africano que comienza en serio hace unas seis generaciones, aproximadamente a mediados del siglo XIX. Dentro de estas muestras, vemos más ADN europeo masculino y femenino africano, medido por el cromosoma Y y el ADN mitocondrial, lo que sugiere que los hombres europeos tuvieron relaciones sexuales con esclavas. La genética no hace ningún comentario sobre la naturaleza de estas relaciones.


Las predicciones más importantes de Nostradamus

La historia está llena de historias sobre personas que supuestamente podían ver el futuro. Desde figuras bíblicas como Isaías y Elijah hasta videntes más recientes como Edgar Cayce, cada era en la historia de la humanidad parece tener sus profetas. Se dice que predijeron eventos futuros que, en muchos casos, ocurrieron mucho tiempo después de su muerte. De hecho, según algunos profetas, algunos eventos aún no han sucedido. En la Europa del siglo XVI, durante la época del Renacimiento, hubo una persona en particular que ganó notoriedad por sus predicciones. Su nombre era Michel de Nostradame, pero llegó a ser más conocido por su nombre latinizado, Nostradamus.

El médico que se convirtió en profeta

Nostradamus nació en Saint Remy de Provence, Francia, en 1503. Inicialmente ganó reconocimiento, no por sus profecías, sino por su trabajo como médico, tratando a las víctimas de la Peste Negra, que estaba devastando Europa en ese momento. Fue más tarde en su vida cuando Nostradamus comenzó a escribir sus predicciones para el futuro. En 1555, publicó su obra más famosa, conocida como Les Prophesies (Las profecías). Sin embargo, cuando Nostradamus escribió sobre sus predicciones, no lo hizo de una manera sencilla. Escribió sus profecías en varios idiomas, incluidos griego, italiano y latín. Además, no los escribió de tal manera que fueran fáciles de entender.

En el siglo XVI, escribió sus profecías usando cuartetos, que son versos que riman de cuatro líneas. Al hacer esto, hizo que sus predicciones fueran muy difíciles de interpretar. Todavía hoy existe un debate entre los expertos sobre cómo identificar lo que Nostradamus estaba tratando de decir en sus escritos. Pero, ¿por qué disfrazaría sus profecías de esa manera? La razón fue que en la era en la que vivió Nostradamus, tratar de predecir el futuro podría llevar a la persecución a manos de la Iglesia Católica Romana, ya que profetizar se consideraba herejía y obra del diablo.

Nostradamus escribió sobre eventos futuros que creía que ocurrirían en los próximos dos mil años. Algunas de sus profecías supuestamente se cumplieron durante su vida o poco después de su muerte, mientras que otras aún no han ocurrido y es posible que no ocurran hasta que hayan pasado muchos siglos. Entonces, ¿qué predijo el médico convertido en profeta del siglo XVI? Supuestamente previó todo tipo de eventos diferentes, desde desastres naturales hasta conflictos armados.

Primeras predicciones de Nostradamus

Entre sus primeras predicciones se encuentran los sucesos que ocurrieron cuando aún estaba vivo. Se dice que predijo que un monje que conoció en sus viajes sería el futuro Papa. Tenía razón, ya que el monje finalmente se convirtió en Papa Sixto V en 1585. También se alega que Nostradamus predijo la muerte del rey Enrique II de Francia, diciendo en una de sus cuartetas: “El cachorro de león vencerá al mayor, en el campo de combate en una sola batalla perforará sus ojos a través de una jaula de oro, dos heridas hacen una, luego muere de una muerte cruel ". El rey Enrique II finalmente murió durante un combate ceremonial de justas cuando fue apuñalado a través de su máscara en la cara por su oponente, que era seis años más joven que él, de ahí la referencia al "joven león" en la cuarteta de Nostradamus. De antemano, Nostradamus trató de advertir al rey que no participara en ninguna justa ceremonial, pero fue en vano. Se dice que su última predicción fue su muerte. En la noche del 1 de julio de 1566, supuestamente le dijo a su secretaria que no estaría vivo a la mañana siguiente. A la mañana siguiente, su secretaria lo encontró muerto junto a su cama.

Sin embargo, las predicciones más significativas de Nostradamus supuestamente tuvieron lugar o tendrán lugar siglos después de la muerte del profeta. Los expertos sugieren que predijo la Revolución Francesa de 1789. Atribuyen esta predicción a una de sus cuartetas, que dice: “De la población esclavizada, canciones, cánticos y demandas mientras príncipes y señores están cautivos en las cárceles. Estos serán recibidos en el futuro por idiotas sin cabeza como oraciones divinas ". La Revolución Francesa comenzó con el asalto a la prisión de la Bastilla. Las masas, a las que Nostradamus se había referido como "el pueblo esclavizado", se levantaron para derrocar a la monarquía francesa y establecer la República Francesa. Durante los años de agitación que siguieron, muchos franceses, los supuestos "idiotas sin cabeza" de Nostradamus, fueron ejecutados decapitados con la guillotina.

Los "anticristos"

Otro evento que el vidente francés pudo haber predicho fue el ascenso de Napoleón Bonaparte, también conocido por los expertos de Nostradamus como el Primer Anticristo. En una de sus cuartetas, Nostradamus usó las palabras, "Pau, Nay, Loron", que los estudiantes del profeta sugieren que es un anagrama de Napaulon Roy, o Napoleón, el Rey (Roy) de Francia. Napoleón, por supuesto, conquistaría casi toda Europa antes de su última derrota y muerte en el exilio.

También se cree que Nostradamus predijo el surgimiento del segundo Anticristo, Adolf Hitler. El profeta escribió: "De las profundidades de Europa Occidental, un niño nacerá a los pobres, el que con su lengua seducirá a una gran tropa. Su fama aumentará hacia los reinos de Oriente". Hitler nació en Austria, lo que se podría argumentar que es parte de "las profundidades de Europa Occidental". Pudo persuadir a sus partidarios, la "gran tropa", de que lo siguieran en sus campañas de conquista y genocidio, muchas de las cuales ocurrieron en Europa del Este, "los reinos del este". Nostradamus también mencionó la palabra Hister en otra de sus cuartetas, que por supuesto, es similar a Hitler, aunque también puede referirse al antiguo nombre del río Danubio cerca de donde nació Hitler.

¿Nostradamus predijo el 11 de septiembre?

Algunos creen que el profeta francés incluso predijo los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001. Escribió: “Un fuego que sacude la tierra desde el centro de la tierra provocará temblores alrededor de la Ciudad Nueva. Dos rocas altas guerrearán durante mucho tiempo, y luego Arethusa enrojecerá un nuevo río. Los defensores de las profecías de Nostradamus sugieren que la Ciudad Nueva a la que se refiere es la ciudad de Nueva York y que las dos rocas altas y el centro de la tierra se refieren a las dos torres que constituían el World Trade Center.

Las otras predicciones más esenciales de Nostradamus son posiblemente las que aún no se han cumplido. Entre estas profecías está el surgimiento de un tercer Anticristo, una tercera guerra mundial y el año exacto en que el mundo llegará a su fin. La historia de Nostradamus hace que muchas personas se pregunten hasta el día de hoy cómo una persona nacida en la Francia de la era del Renacimiento podría haber predicho eventos que supuestamente ocurrirían siglos después de su vida y muerte. Es probable que mientras la humanidad busque saber qué depara el futuro, figuras como Nostradamus seguirán intrigándonos.


Notas de raza / historia / evolución

Esta cita falsa atribuida a George Washington ha sido promovida recientemente por un cartel en Majority Rights: & # 8220Soy ciudadano de la mayor República de la Humanidad. Veo a la raza humana unida como una gran familia por lazos fraternos. Hemos hecho una siembra de libertad que poco a poco irá brotando por todo el mundo. Un día, siguiendo el modelo de los Estados Unidos de América, nacerá un Estados Unidos de Europa. Estados Unidos legislará para todas sus nacionalidades. & # 8221 También han repetido variaciones el primer ministro belga Guy Verhofstadt, el fundador medio japonés de la Unión Paneuropea Coudenhove-Kalergi, Eric Voegelin y otros.

Para los motores de búsqueda, estoy volviendo a publicar mi respuesta de Majority Rights que muestra la fuente de esta cita falsa de Washington a continuación (continuar leyendo):

Washington escribió a Lafayette que se consideraba a sí mismo un "ciudadano de la gran república de la humanidad" *, y agregó: "Veo a la raza humana como una gran familia, unida por lazos fraternos" .2 En otra parte escribió proféticamente: "Hemos sembrado una semilla de libertad y unión que poco a poco germinará por toda la tierra. Algún día, siguiendo el modelo de los Estados Unidos de América, se constituirán los Estados Unidos de Europa "1.

Título El pueblo de acción: un ensayo sobre el idealismo estadounidense
Autores Gustave Rodrigues, James Mark Baldwin
Traducido por Louise Seymour Houghton
Editorial C. Scribner's Sons, 1918
http://books.google.com/books?id=b8Y9AAAAYAAJ

Aunque no pretendo tener ninguna información peculiar con respecto a los asuntos comerciales, ni ninguna previsión de las escenas del futuro como miembro de un imperio infantil, como filántropo por carácter y (si se me permite la expresión) como ciudadano del país. gran república de la humanidad en general, no puedo evitar volver mi atención a veces a este tema. Se entendería que quiero decir que no puedo evitar reflexionar con placer sobre la probable influencia que el comercio pueda tener en el futuro sobre los modales humanos y la sociedad en general. En estas ocasiones considero cómo la humanidad puede estar conectada como una gran familia en lazos fraternos. Me entrego a una idea cariñosa, tal vez entusiasta, de que como el mundo es evidentemente mucho menos bárbaro de lo que ha sido, su mejora debe ser progresiva, que las naciones se están humanizando más en su política, que los sujetos de la ambición y las causas de la hostilidad son cada día disminuyen, y, en fin, que el período no es muy remoto, cuando los beneficios de un comercio liberal y libre sucederán, de manera bastante general, a las devastaciones y horrores de la guerra.

Algunos de los últimos tratados celebrados y, en particular, el entre el rey de Prusia y la Ud. Estados, parecen constituir una nueva era en la negociación y prometen las felices consecuencias que acabo de mencionar. Pero déjeme preguntarle, doctor Marqués, en una época tan ilustrada, en una época tan liberal, ¿cómo es posible que las grandes potencias marítimas de Europa se sometan a pagar un tributo anual a los pequeños Estados piratas de Berbería? Ojalá tuviéramos una armada capaz de reformar a esos enemigos de la humanidad o aplastarlos para que no existan.

Me abstengo de entrar en una discusión de nuestra Política interna, porque hay poco interesante que decir sobre ellas, y quizás sea mejor guardar silencio, ya que no podría disfrazar o paliar donde podría considerarlas erróneas. Los británicos todavía mantienen los Correos fronterizos y están decididos a hacerlo. Los indios cometen algunos estragos insignificantes, pero no hay nada como una guerra general, ni siquiera abierta. Habrá escuchado la pérdida con la que nos hemos enfrentado con la muerte del pobre Genl. Greene. El general McDougal y el colo. Tilghman también están muertos.

Esta [charla del "ciudadano de la humanidad"] es el típico pablum de la ilustración [y nada más]. No se habla de "Estados Unidos de Europa" aquí, ni de "otro lugar" desde Washington. La otra cita que Rodrigues atribuye a Washington es simplemente la del biógrafo francés del siglo XIX que pone palabras en la boca de "Washington y sus amigos" sin citar ninguna fuente, Washington nunca ha escrito nada como esto:

Les États-Unis garantissent à chaque État admis
dans l'Union une forme républicaine de gouvernement
ils le protègent contre l'invasion ils le défendent,. & # 171ar
la denaande de ses représentants, contre toute violencia
domestique ils le rendent participant des avantages
de la société commune et ils font jouir tous les
citoyens des droits essentiels de la personne humaine.

Washington et ses amis disaient:

& # 171 Notre exemple prouvera aux hommes qu'ils ne
sont pas condamnés à recevoir éternellement leur
gouvernement du hasard et de la force, et qu'ils sont
capables de se donner de bonnes instituciones par
réflexion et par choix.

& # 187 Nous avons jeté une semence de liberté et d'union,
qui germera peu à peu dans toute la terre.

& # 187 Un jour, sur le modèle des États-Unis d'Amérique,
se constitueront les États-Unis d'Europe. & # 187

La constitución votée par la convención américaine
commença à être appliquée en 1789.

La triple élection des députés, des sénateurs et du
présidentse fit pacifiquement. A l'unanimité, Lavado-
ton fut nommé président des Etats-Unis.


La doctora Luciana Borio, del antiguo equipo del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca (NSC) responsable de las pandemias, advirtió previamente sobre una amenaza de gripe pandémica.

Según Dale de CNN, Borio, director de preparación médica y de biodefensa del consejo, dijo en 2018: "La amenaza de una gripe pandémica es el principal problema de seguridad sanitaria. ¿Estamos preparados para responder? Me temo que la respuesta es no".

John Bolton, el asesor de seguridad nacional de Trump en ese momento, luego disolvió el equipo mientras reorganizaba el NSC.


Contenido

Los detalles de la migración de los paleoindios hacia y a través de las Américas, incluidas las fechas exactas y las rutas recorridas, están sujetos a investigación y discusión en curso. [1] Durante años, la teoría tradicional ha sido que estos primeros migrantes se trasladaron al puente terrestre de Beringia entre el este de Siberia y la actual Alaska hace entre 40.000 y 17.000 años, cuando los niveles del mar se redujeron significativamente debido a la glaciación cuaternaria. [1] [4] Se cree que estas personas siguieron manadas de megafauna pleistoceno ahora extinta a lo largo de corredores sin hielo que se extendían entre las capas de hielo Laurentide y Cordilleran. [5] Otra ruta propuesta es que, ya sea a pie o usando botes primitivos, migraron por la costa del Pacífico hacia América del Sur. [6] La evidencia de este último desde entonces habría sido cubierta por un aumento del nivel del mar de cientos de metros después de la última edad de hielo. [7]

Los arqueólogos sostienen que la migración de los paleoindios fuera de Beringia (este de Alaska) oscila entre 40.000 y unos 16.500 años atrás. [8] [9] [10] [11] Este intervalo de tiempo es una fuente candente de debate y promete continuar como tal en los próximos años. Los pocos acuerdos alcanzados hasta la fecha son el origen de Asia Central, con una amplia ocupación de las Américas durante el final del último período glacial, o más específicamente lo que se conoce como el máximo glacial tardío, alrededor de 16.000-13.000 años antes del presente. [11] [12] Sin embargo, existen teorías alternativas más antiguas, incluida la migración desde Europa. [13]

Las herramientas de piedra, en particular las puntas de proyectil y los raspadores, son la principal evidencia de la actividad humana temprana en las Américas. Los arqueólogos y antropólogos utilizan herramientas artesanales en escamas líticas para clasificar los períodos culturales. [14] La evidencia científica vincula a los indígenas estadounidenses con los pueblos asiáticos, específicamente con las poblaciones del este de Siberia. Los pueblos indígenas de las Américas se han relacionado con las poblaciones del norte de Asia por dialectos lingüísticos, la distribución de los tipos de sangre y la composición genética reflejada por los datos moleculares, como el ADN. [15] 8,000-7,000 BCE (10,000-9,000 años atrás) el clima se estabilizó, lo que provocó un aumento en la población y avances en la tecnología lítica, lo que resultó en un estilo de vida más sedentario.

Era precolombina Editar

Antes del contacto con los europeos, los pueblos indígenas de América del Norte estaban divididos en muchas organizaciones políticas diferentes, desde pequeños grupos de unas pocas familias hasta grandes imperios. Vivieron en numerosas áreas de cultivo, que corresponden aproximadamente a zonas geográficas y biológicas. Las sociedades adaptaron sus estrategias de subsistencia a sus países de origen, y algunas sociedades eran cazadores-recolectores, algunos horticultores, algunos agricultores y muchas mezclas de estos. Los grupos nativos también pueden clasificarse por su familia lingüística (por ejemplo, atapasca o uto-azteca). Es importante señalar que las personas con idiomas similares no siempre compartieron la misma cultura material, ni fueron siempre aliados.

El período Arcaico en las Américas vio un entorno cambiante con un clima más cálido más árido y la desaparición de la última megafauna. [16] La mayoría de los grupos de población en este momento todavía eran cazadores-recolectores altamente móviles, pero ahora los grupos individuales comenzaron a enfocarse en los recursos disponibles para ellos a nivel local, por lo que con el paso del tiempo hay un patrón de creciente generalización regional, por ejemplo el Suroeste, Ártico, cultura Poverty Point, tradiciones de las llanuras árticas, Dalton y Plano. Este tipo de adaptación regional se convirtió en la norma, con una menor dependencia de la caza y la recolección entre muchas culturas, con una economía más mixta de caza menor, pescado, vegetales silvestres estacionales y alimentos vegetales cosechados. [17] [18] Muchos grupos continuaron como cazadores de caza mayor, pero sus tradiciones de caza se volvieron más variadas y los métodos de obtención de carne más sofisticados. [19] [20] La colocación de artefactos y materiales dentro de un sitio de entierro arcaico indicó una diferenciación social basada en el estatus en algunos grupos. [21]

La agricultura se inventó de forma independiente en dos regiones de América del Norte: Eastern Woodlands [22] y Mesoamérica. Los grupos culturales más sureños de América del Norte fueron responsables de la domesticación de muchos cultivos comunes que ahora se utilizan en todo el mundo, como los tomates y la calabaza. Quizás lo más importante es que domesticaron uno de los principales alimentos básicos del mundo, el maíz (maíz). Durante el período de Plains Village, la agricultura y la caza de bisontes fueron importantes para las tribus de Great Plains.

Como resultado del desarrollo de la agricultura en el sur, se lograron muchos avances culturales importantes allí. Por ejemplo, la civilización maya desarrolló un sistema de escritura, construyó enormes pirámides, tenía un calendario complejo y desarrolló el concepto de cero 500 años antes que nadie en el Viejo Mundo. La cultura maya todavía estaba presente cuando los españoles llegaron a Centroamérica, pero el dominio político en el área se había trasladado al Imperio Azteca más al norte.

En el suroeste de América del Norte, las sociedades Hohokam y Ancestral Pueblo se habían dedicado a la producción agrícola con riego por acequia y una vida de aldea sedentaria durante al menos dos milenios antes de la llegada de los españoles en la década de 1540. [23] Tras la llegada de los europeos al "Nuevo Mundo", los pueblos nativos encontraron que su cultura cambió drásticamente. Como tal, su afiliación con grupos políticos y culturales también cambió, varios grupos lingüísticos se extinguieron y otros cambiaron con bastante rapidez. El nombre y las culturas que los europeos registraron para los nativos no eran necesariamente los mismos que los que habían usado unas pocas generaciones antes, o los que se usan hoy.

Contacto temprano Editar

Había un contacto limitado entre los norteamericanos y el mundo exterior antes de 1492. Se han propuesto varios contactos teóricos, pero la evidencia física más antigua proviene de los nórdicos o los vikingos. Erik el Rojo fundó una colonia en Groenlandia en 985 EC. Se cree que el hijo de Erik, Leif Eriksson, llegó a la isla de Terranova alrededor del año 1000, nombrando el descubrimiento Vinland. El único sitio nórdico fuera de Groenlandia descubierto en América del Norte se encuentra en L'Anse aux Meadows, Terranova y Labrador en Canadá. Todas las colonias nórdicas fueron finalmente abandonadas.

Los viajes nórdicos no se hicieron de conocimiento común en el Viejo Mundo. Incluso el asentamiento permanente en Groenlandia, que persistió hasta principios de la década de 1400, recibió poca atención y los europeos permanecieron en gran parte ignorantes de la existencia de las Américas hasta 1492. Como parte de una era general de descubrimientos, el marinero italiano Cristóbal Colón propuso un viaje hacia el oeste desde Europa. para encontrar una ruta más corta a Asia. Finalmente recibió el respaldo de Isabel I y Fernando II, reina y rey ​​de la España recién unida. En 1492 Colón llegó a tierra en las Bahamas.

Casi 500 años después de los nórdicos, John Cabot exploró la costa este de lo que se convertiría en Canadá en 1497. Giovanni da Verrazzano exploró la costa este de América del Norte desde Florida hasta, presumiblemente, Terranova en 1524. Jacques Cartier hizo una serie de viajes en nombre del Corona francesa en 1534 y exploró el río San Lorenzo.

Colonización exitosa Editar

Para comprender qué constituye una colonización exitosa, es importante comprender qué significa colonización. La colonización se refiere a movimientos de población a gran escala en los que los migrantes mantienen fuertes vínculos con su antiguo país o el de sus antepasados, obteniendo importantes ventajas sobre otros habitantes del territorio a través de dichos vínculos. Cuando la colonización tiene lugar bajo la protección de estructuras políticas claramente coloniales, se la puede llamar más fácilmente colonialismo de colonos. Esto a menudo implica que los colonos despojen por completo a los habitantes anteriores o instituyan estructuras legales y de otro tipo que los perjudiquen sistemáticamente. [24]

Inicialmente, la actividad europea consistió principalmente en comercio y exploración. Finalmente, los europeos comenzaron a establecer asentamientos. Las tres principales potencias coloniales en América del Norte fueron España, Inglaterra y Francia, aunque eventualmente otras potencias como Holanda y Suecia también recibieron posesiones en el continente.

El asentamiento de los españoles inició la colonización europea de las Américas. [25] [26] Obtuvieron el control de la mayoría de las islas más grandes del Caribe y conquistaron el imperio azteca, obteniendo el control del actual México y América Central. Este fue el comienzo del Imperio español en el Nuevo Mundo. El primer asentamiento español exitoso en América del Norte continental fue Veracruz, fundada por Hernán Cortés en 1519, seguido de muchos otros asentamientos en la Nueva España colonial, incluida la Florida española, América Central, Nuevo México y más tarde California. Los españoles reclamaron toda América del Norte y del Sur (con la excepción de Brasil), y ninguna otra potencia europea desafió esos reclamos plantando colonias hasta más de un siglo después de los primeros asentamientos de España.

Los primeros asentamientos franceses fueron Port Royal (1604) y la ciudad de Quebec (1608) en lo que hoy es Nueva Escocia y Quebec. El comercio de pieles pronto se convirtió en el negocio principal del continente y, como resultado, transformó las formas de vida indígenas de América del Norte.

Los primeros asentamientos ingleses permanentes fueron Jamestown (1607) (junto con su satélite Bermuda en 1609) y Plymouth (1620), en lo que hoy son Virginia y Massachusetts respectivamente. Más al sur, la esclavitud en las plantaciones se convirtió en la principal industria de las Indias Occidentales, lo que dio lugar al inicio de la trata de esclavos en el Atlántico.

Hacia el año 1663, la corona francesa había tomado el control de Nueva Francia de manos de las empresas de comercio de pieles, y las colonias chárter inglesas dieron paso a un mayor control metropolitano. Esto marcó el comienzo de una nueva era de colonialismo más formalizado en América del Norte.

La rivalidad entre las potencias europeas creó una serie de guerras en la masa continental de América del Norte que tendrían un gran impacto en el desarrollo de las colonias. El territorio a menudo cambiaba de manos varias veces. La paz no se logró hasta que las fuerzas francesas en América del Norte fueron vencidas en la Batalla de las Llanuras de Abraham en la ciudad de Quebec, y Francia cedió la mayoría de sus reclamos fuera del Caribe. El fin de la presencia francesa en América del Norte fue un desastre para la mayoría de las naciones nativas en el este de América del Norte, que perdieron a su principal aliado contra los asentamientos angloamericanos en expansión. Durante la Rebelión de Pontiac de 1763 a 1766, una confederación de tribus del área de los Grandes Lagos libró una campaña algo exitosa para defender sus derechos sobre sus tierras al oeste de los Apalaches, que habían sido "reservados" para ellos bajo la Proclamación Real de 1763.

Virreinato de Nueva España (actual México) fue el nombre de los territorios gobernados por virreyes del Imperio español en Asia, América del Norte y sus periferias desde 1535 hasta 1821.

La llegada de la Revolución Americana tuvo un gran impacto en todo el continente. Lo más importante es que condujo directamente a la creación de los Estados Unidos de América. Sin embargo, la Guerra Revolucionaria Estadounidense asociada fue una guerra importante que tocó todos los rincones de la región. La huida de los leales al Imperio Unido llevó a la creación del Canadá inglés como una comunidad separada.

Mientras tanto, el control de España sobre México se estaba debilitando. La independencia fue declarada en 1810 por Miguel Hidalgo, iniciando la Guerra de Independencia Mexicana. En 1813, José María Morelos y el Congreso de Anáhuac firmaron el Acta Solemne de la Declaración de Independencia de América del Norte, primer documento legal donde se proclama la separación de la Nueva España con respecto a España. España finalmente reconoció la independencia de México en 1821.

Desde el momento de la independencia de los Estados Unidos, ese país se expandió rápidamente hacia el oeste, adquiriendo el enorme territorio de Luisiana en 1803. Entre 1810 y 1811, una confederación nativa bajo Tecumseh luchó sin éxito para evitar que los estadounidenses los expulsaran de los Grandes Lagos. Los seguidores de Tecumseh luego se dirigieron al norte hacia Canadá, donde ayudaron a los británicos a bloquear un intento estadounidense de apoderarse de Canadá durante la Guerra de 1812. Después de la guerra, los asentamientos británicos e irlandeses en Canadá aumentaron dramáticamente.

La expansión de Estados Unidos se complicó por la división entre estados "libres" y "esclavos", que condujo al Compromiso de Missouri en 1820. Asimismo, Canadá enfrentó una división entre las comunidades francesa e inglesa que condujo al estallido de conflictos civiles en 1837. México enfrentó las constantes tensiones políticas entre liberales y conservadores, así como la rebelión de la región angloparlante de Texas, que se declaró República de Texas en 1836. En 1845 Texas se unió a Estados Unidos, lo que luego desembocaría en la Guerra México-Estadounidense en 1846 que inició el imperialismo estadounidense. Como resultado del conflicto con México, Estados Unidos logró más ganancias territoriales en California y el suroeste.

La secesión de los Estados Confederados y la guerra civil resultante sacudieron a la sociedad estadounidense. Eventualmente condujo al fin de la esclavitud en los Estados Unidos, la destrucción y posterior reconstrucción de la mayor parte del Sur, y una tremenda pérdida de vidas. Del conflicto, Estados Unidos emergió como una poderosa nación industrializada.

En parte como respuesta a la amenaza del poder estadounidense, cuatro de las colonias canadienses acordaron federarse en 1867, creando el Dominio de Canadá. La nueva nación no era completamente soberana, pero disfrutaba de una considerable independencia de Gran Bretaña. Con la incorporación de Columbia Británica, Canadá se expandiría al Pacífico en 1871 y establecería un ferrocarril transcontinental, el Pacífico canadiense, en 1885.

En México, conflictos como la Guerra de Reforma dejaron al estado débil y abierto a la influencia extranjera. Esto llevó al Segundo Imperio Francés a invadir México.

Tanto en Rusia como en China, la segunda mitad del siglo XIX fue testigo de flujos masivos de inmigración para asentarse en Occidente. Sin embargo, estas tierras no estaban deshabitadas: en los Estados Unidos el gobierno libró numerosas guerras indígenas contra los habitantes nativos. En Canadá, las relaciones fueron más pacíficas, como resultado de los Tratados Numerados, pero estallaron dos rebeliones en 1870 y 1885 en las praderas. La colonia británica de Terranova se convirtió en dominio en 1907.

En México, toda la época estuvo dominada por la dictadura de Porfirio Díaz.

Primera Guerra Mundial Editar

Como parte del Imperio Británico, Canadá estuvo inmediatamente en guerra en 1914. Canadá soportó la peor parte de varias batallas importantes durante las primeras etapas de la guerra, incluido el uso de ataques con gas venenoso en Ypres. Las pérdidas se volvieron graves y el gobierno finalmente introdujo el servicio militar obligatorio, a pesar de que esto iba en contra de los deseos de la mayoría de los canadienses franceses. En la subsiguiente crisis de reclutamiento de 1917, estallaron disturbios en las calles de Montreal. En la vecina Terranova, el nuevo dominio sufrió una pérdida devastadora el 1 de julio de 1916, el primer día en el Somme.

Estados Unidos se mantuvo al margen del conflicto hasta 1917, uniéndose a las potencias de la Entente. Estados Unidos pudo entonces jugar un papel crucial en la Conferencia de Paz de París de 1919 que dio forma a la Europa de entreguerras.

México no fue parte de la guerra ya que el país estaba envuelto en la Revolución Mexicana en ese momento.

Años de entreguerras Editar

La década de 1920 trajo una era de gran prosperidad en los Estados Unidos y, en menor grado, en Canadá. Pero el desplome de Wall Street de 1929 combinado con la sequía marcó el comienzo de un período de dificultades económicas en Estados Unidos y Canadá.

De 1937 a 1949, este fue un levantamiento popular contra el gobierno mexicano anticatólico de la época, provocado específicamente por las disposiciones anticlericales de la Constitución mexicana de 1917.

Segunda Guerra Mundial Editar

Una vez más, Canadá se encontró en guerra antes que sus vecinos, sin embargo, incluso las contribuciones canadienses fueron escasas antes del ataque japonés a Pearl Harbor. La entrada de Estados Unidos en la guerra ayudó a inclinar la balanza a favor de los aliados. El 19 de agosto de 1942, una fuerza de unos 6000 infantes, en su mayoría canadienses, fue desembarcada cerca del puerto del canal francés de Dieppe. Los defensores alemanes al mando del general von Rundstedt destruyeron a los invasores. 907 canadienses murieron y casi 2.500 capturados (muchos heridos). Las lecciones aprendidas en esta incursión abortada se aprovecharon 2 años más tarde en la exitosa invasión de Normandía.

Dos petroleros mexicanos, que transportaban petróleo a Estados Unidos, fueron atacados y hundidos por los alemanes en aguas del Golfo de México, en 1942. El incidente ocurrió a pesar de la neutralidad de México en ese momento. Esto llevó a México a declarar la guerra a las naciones del Eje y entrar en conflicto.

La destrucción de Europa provocada por la guerra llevó a todos los países de América del Norte a papeles más importantes en los asuntos mundiales. Estados Unidos emergió especialmente como una "superpotencia".

La era temprana de la Guerra Fría vio a Estados Unidos como la nación más poderosa en una coalición occidental de la que México y Canadá también formaban parte. En casa, Estados Unidos fue testigo de un cambio convulsivo, especialmente en el área de las relaciones raciales. En Canadá, esto se reflejó en la Revolución Silenciosa y el surgimiento del nacionalismo de Quebec.

México experimentó una era de enorme crecimiento económico después de la Segunda Guerra Mundial, un fuerte proceso de industrialización y un crecimiento de su clase media, un período conocido en la historia de México como el "El Milagro Mexicano" (Milagro mexicano).

El Caribe vio el comienzo de la descolonización, mientras que en la isla más grande la Revolución Cubana introdujo rivalidades de la Guerra Fría en América Latina.

En 1959, los territorios estadounidenses no contiguos de Alaska y Hawai se convirtieron en estados estadounidenses.

Durante este tiempo, Estados Unidos se involucró en la Guerra de Vietnam como parte de la Guerra Fría global. Esta guerra más tarde demostraría ser muy divisiva en la sociedad estadounidense, y las tropas estadounidenses se retiraron de Indochina en 1975 con la captura de Phnom Penh por los Jemeres Rojos el 17 de abril, la captura de Saigón por parte del Ejército Popular de Vietnam el 30 de abril y la captura de Pathet Lao de Vientiane el 2 de diciembre.

Canadá durante esta era estuvo dominada por el liderazgo de Pierre Elliot Trudeau. Finalmente, en 1982, al final de su mandato, Canadá recibió una nueva constitución.

Tanto Estados Unidos como Canadá experimentaron estanflación, lo que eventualmente condujo a un resurgimiento de la política de los gobiernos pequeños. [ cita necesaria ]

Los presidentes mexicanos Miguel de la Madrid, a principios de la década de 1980 y Carlos Salinas de Gortari a fines de la de 1980, comenzaron a implementar estrategias económicas liberales que se consideraron una buena medida. Sin embargo, México experimentó una fuerte recesión económica en 1982 y el peso mexicano sufrió una devaluación. Se pronosticaba que las elecciones presidenciales celebradas en 1988 serían muy competitivas y lo fueron. El candidato de izquierda Cuauhtémoc Cárdenas, hijo de Lázaro Cárdenas uno de los presidentes mexicanos más queridos, creó una campaña exitosa y fue reportado como líder en varias encuestas de opinión. El 6 de julio de 1988, día de las elecciones, se produjo un cierre del sistema del IBM AS / 400 que estaba utilizando el gobierno para contar los votos, presuntamente por accidente. El gobierno simplemente declaró que "se cayó el sistema" ("el sistema se bloqueó"), para referirse al incidente. Cuando finalmente se restableció el sistema, el candidato priista Carlos Salinas fue declarado vencedor oficial. Fue la primera vez desde la Revolución que un candidato no priista estuvo tan cerca de ganar la presidencia.

En Estados Unidos, el presidente Ronald Reagan intentó que Estados Unidos retrocediera hacia una línea dura anticomunista en asuntos exteriores, en lo que sus partidarios vieron como un intento de afirmar el liderazgo moral (en comparación con la Unión Soviética) en la comunidad mundial. A nivel nacional, Reagan intentó introducir un paquete de privatización y gotear la economía para estimular la economía.

Brian Mulroney de Canadá corrió en una plataforma similar a Reagan, y también favoreció lazos comerciales más estrechos con Estados Unidos. Esto condujo al Acuerdo de Libre Comercio entre Canadá y Estados Unidos en enero de 1989.

El fin de la Guerra Fría y el comienzo de la era de expansión económica sostenida coincidieron durante la década de los noventa. El 1 de enero de 1994, Canadá, Estados Unidos y México firmaron el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, creando la zona de libre comercio más grande del mundo. Quebec celebró un referéndum en 1995 por la soberanía nacional en el que el 51% votó no al 49% si. En 2000, Vicente Fox se convirtió en el primer candidato no priista en ganar la presidencia mexicana en más de 70 años.

El optimismo de la década de 1990 fue destrozado por los ataques del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, que provocaron una intervención militar en Afganistán, en la que también participó Canadá. Canadá y México no apoyaron la posterior maniobra de Estados Unidos para invadir Irak.

En 2006, la guerra contra las drogas en México se convirtió en un verdadero conflicto militar con cada año más mortífero que el anterior.

A partir del invierno de 2007, comenzó una crisis financiera en los Estados Unidos que finalmente desencadenó una recesión mundial en el otoño de 2008.

En 2009, Barack Obama fue investido como el primer afroamericano en ser presidente de los Estados Unidos. Dos años después, Osama Bin Laden, autor del 11 de septiembre, fue encontrado y asesinado. El 18 de diciembre de 2011, la guerra de Irak se declaró formalmente terminada una vez que las tropas se retiraron. A su vez, también lo fue la Guerra de Afganistán el 28 de diciembre de 2014, cuando las tropas también se retiraron de allí, pero algunas se quedaron atrás durante la fase dos del conflicto.


"No es que la historia haya sido enterrada". Lo que los estadounidenses en la década de 1930 realmente sabían sobre lo que estaba sucediendo en Alemania

Pocos son tan conscientes de que la noticia es el primer borrador de la historia como el equipo detrás de una exposición recientemente inaugurada en el Museo Conmemorativo del Holocausto de los Estados Unidos (USHMM). Juntar Americanos y el Holocausto, revisaron la columna de noticias alemana en más de una década & # 8217s en números de la revista TIME & mdash y secciones paralelas de muchas otras revistas y periódicos & mdash y lo que encontraron refutó un mito persistente, aunque a menudo desacreditado, sobre la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto: la idea de que, como dice el museo, & # 8220Los estadounidenses no tenían acceso a información sobre la persecución de judíos mientras estaba sucediendo & # 8221.

Al observar las noticias que publicaron publicaciones como TIME en la década de 1930 y & # 821740s, se muestra que, de hecho, los estadounidenses tenían mucho acceso a noticias sobre lo que estaba sucediendo con la población judía de Europa y otros objetivos del régimen nazi. Pero también destaca una verdad central sobre este período y mdash y los seres humanos en general. Leer u oír algo no es lo mismo que entender lo que realmente significa, dice el curador Daniel Greene a TIME, y hay & # 8217 & # 8220 una amplia & # 8220 brecha entre la información y la comprensión & # 8221.

Caso en cuestión: el Dr. Paul Joseph Goebbels, ministro de propaganda nazi, en la portada del número del 10 de julio de 1933, de la revista TIME, de hace 85 años este martes.

Aunque el artículo de TIME & # 8217s 1933, sobre el nuevo gabinete de Hitler & # 8217, todavía no trataba a Hitler con total seriedad y mdash, se le refería como un & # 8220Vegetarian Superman & # 8221 & mdash & # 8217 & mdash, it didn & # 8217t strikes on the ideas detrás de su ascenso. El artículo presentaba como un hecho que la consolidación del gobierno nazi había levantado el espíritu del pueblo alemán, incluso cuando el mundo miraba con cautela, y explicaba que una táctica sobre todo era ayudar a Hitler y Goebbels con ese impulso: & # 8220 explicando a toda Alemania & # 8217s derrotas y juicios en términos del judío. & # 8221

Habría sido imposible leer la historia y perderse el peligro que Hitler presentaba para su país y los ciudadanos judíos # 8217:

Los verdaderos alemanes no fueron derrotados en la guerra, así dice el cuento nazi para niños adultos. Fueron traicionados por pacifistas judíos. ¡Marx era judío! En el tumulto de la revolución alemana, los judíos fomentaron una República alemana esencialmente marxista. Bajo la inflación, que sólo los judíos entendían, desangraron a los verdaderos alemanes con sus intrigantes especulaciones. De una forma u otra, tenían algo que ver con la montaña de deudas que los aliados acumularon con Alemania. Todos estos & # 8220facts & # 8221 son profundamente importantes en la Alemania actual. Están en la raíz del resurgimiento nacional. Al culpar de todo a sus semejantes judíos, otros alemanes están escapando de su prisión mental de inferioridad. Cada vez más fuerte el Ministro de Propaganda come con puños cerrados y martilleantes la exhortación que ha tronado desde la mitad de las plataformas y por todas las radios de Alemania: & # 8220 No lo olviden nunca, camaradas, y repítanlo cien veces para que lo digan en tus sueños & mdash & # 8221 ¡LOS JUDIOS SON LOS CULPABLES! & # 8221

Vea el problema completo aquí en TIME Vault

Esa última línea escalofriante también apareció en la portada del número.

La revista informó que se había discutido la esterilización de ciudadanos judíos y explicó las consecuencias económicas que ya estaban enfrentando las empresas judías. Como señala Greene, estos conceptos ya horripilantes ganan una capa adicional de terror con la ayuda de la retrospectiva, ya que ahora sabemos que fueron solo el comienzo.


¿El fin de la América blanca?

La elección de Barack Obama es solo la manifestación más sorprendente de una tendencia más amplia: la erosión gradual de la "blancura" como piedra de toque de lo que significa ser estadounidense. Si el fin de la América blanca es una inevitabilidad cultural y demográfica, ¿cómo será la nueva corriente dominante y cómo encajarán los estadounidenses blancos en ella? ¿Qué significará ser blanco cuando la blancura ya no sea la norma? ¿Y una América post-blanca estará menos dividida racialmente, o más?

"La civilización se está haciendo pedazos", comenta. Está en buena compañía, reunido con amigos alrededor de una botella de vino bajo el sol de la tarde, charlando y cotilleando. “He llegado a ser un pesimista terrible sobre las cosas. Has leído El ascenso de los imperios de colores por este hombre Goddard? No lo hicieron. Bueno, es un buen libro y todo el mundo debería leerlo. La idea es que si no nos preocupamos, la raza blanca estará ... completamente sumergida. Todo es material científico, se ha demostrado ".

Como van los escritos para la supremacía racial, La creciente marea de color es inquietantemente sereno. Su tono es erudito y caballeroso, su odio racionalizado y, en el término de Buchanan, "científico". Y el libro no fue un fenómeno marginal. Fue publicado por Scribner, también editor de Fitzgerald, y Stoddard, quien recibió un doctorado en historia de Harvard, era miembro de muchas asociaciones académicas profesionales. Era precisamente el tipo de libro que se podría haber esperado que un hombre de la década de 1920 con el perfil de Buchanan (rico, educado en la Ivy League, a la vez pretencioso e intelectualmente inseguro) mencionara en una conversación casual. Se trata de Tom Buchanan, un personaje de F. De Scott Fitzgerald El gran Gatsby, un libro que casi todos los que pasan por el sistema educativo estadounidense se ven obligados a leer al menos una vez. A pesar de que Gatsby no aparece como un libro sobre ansiedad racial; está demasiado ocupado explorando un conjunto diferente de ansiedades por completo; Buchanan no fue el único en sentirse asediado. El libro de "este hombre Goddard" tenía un análogo del mundo real: Lothrop Stoddard's La creciente marea de color contra la supremacía mundial blanca, publicado en 1920, cinco años antes Gatsby. Nueve décadas después, la polémica de Stoddard sigue siendo extrañamente fascinante. Se refiere a la Primera Guerra Mundial como la "Guerra Civil Blanca" y lamenta el "ciclo de ruina" que puede resultar si el "mundo blanco" continúa su lucha interna. El libro presenta una serie de mapas desplegables que describen la distribución del "color" en todo el mundo y advierte: "La migración de color es un peligro universal que amenaza a todas las partes del mundo blanco".

Como hombres blancos de comodidad y privilegio que vivían en una época de movilidad social limitada, por supuesto, Stoddard y los Buchanans de su audiencia no tenían nada literal que temer. Su sensación de pavor flotaba en algún lugar por encima de las preocupaciones de la vida cotidiana. Estaba menos relacionado con un peligro inmediato para el poder político y cultural de su clase que con el deshilachado percibido de la identidad fija y monolítica de la blancura que cosía las fortunas de los de piel clara.

Desde la histeria por la inmigración de Europa del Este hasta el vibrante mestizaje cultural del Renacimiento de Harlem, es fácil ver cómo este parentesco blanco imaginado en todo el mundo podría haber parecido en peligro en la década de 1920. No hay mejor ejemplo de las inseguridades de la época que el caso de la Corte Suprema de 1923 Estados Unidos contra Bhagat Singh Thind, en el que un indio americano veterano de la Primera Guerra Mundial buscó convertirse en ciudadano naturalizado al demostrar que era caucásico. La Corte consideró nuevos estudios antropológicos que ampliaron la definición de raza caucásica para incluir a los indios, y los jueces incluso estuvieron de acuerdo en que rastros de "sangre aria" recorrían el cuerpo de Thind. Pero estos tecnicismos le sirvieron de poco. El Tribunal determinó que Thind no era blanco "de acuerdo con el entendimiento del hombre común" y, por lo tanto, podría ser excluido de la "categoría legal" de blancura. Dicho de otra manera: Thind era blanco, en el sentido de que era caucásico e incluso ario. Pero no estaba blanco en la forma en que Stoddard o Buchanan eran blancos.

El debate de los años 20 sobre la definición de blancura: ¿una categoría legal? un entendimiento de sentido común? ¿Una civilización mundial? - tuvo lugar en una sociedad presa de un agudo sentido de paranoia racial, y es fácil considerar estos episodios como una prueba de lo lejos que hemos llegado. Pero considere que estas ansiedades surgieron cuando la blancura era sinónimo de la corriente principal estadounidense, cuando las amenazas a su estatus eran en gran parte imaginarias. ¿Qué sucede una vez que este ya no es el caso, cuando los temores de Lothrop Stoddard y Tom Buchanan se hacen realidad y los blancos se convierten en una minoría estadounidense?

Ya sea que lo describa como el amanecer de una era post-racial o simplemente el fin de la América blanca, nos estamos acercando a un profundo punto de inflexión demográfico. Según un informe de agosto de 2008 de la Oficina del Censo de EE. UU., Los grupos actualmente clasificados como minorías raciales (negros e hispanos, asiáticos del este y del sur de Asia) representarán la mayoría de la población de EE. UU. Para el año 2042. Entre los estadounidenses menores de 18, se prevé que este cambio tenga lugar en 2023, lo que significa que todos los niños nacidos en los Estados Unidos de aquí en adelante pertenecerán a la primera generación post-blanca.

Obviamente, las tasas cada vez mayores de matrimonio interracial complican este panorama, apuntando hacia lo que Michael Lind ha descrito como el "comienzo" de Estados Unidos. Y es posible que los "estadounidenses de color beige" se autoidentifiquen como "blancos" en cantidades suficientes para impulsar el punto de inflexión en el futuro más allá de los proyectos de la Oficina del Censo. Pero incluso si lo hacen, la blancura será una etiqueta adoptada por conveniencia e incluso por indiferencia, más que por aspiración y necesidad. Para una generación anterior de minorías e inmigrantes, ser reconocido como un "estadounidense blanco", ya fuera italiano, polaco o húngaro, era ingresar a la corriente principal de la vida estadounidense para ser reconocido como algo más, como el Thind sugiere el caso, iba a ser excluido permanentemente. Como dice Bill Imada, director de IW Group, una destacada empresa de comunicaciones y marketing asiático-estadounidense: “Creo que en las décadas de 1920, 1930 y 1940, [para] cualquiera que emigrara, la aspiración era mezclarse y ser como Americano como sea posible para que los estadounidenses blancos no se sientan intimidados por ellos. Querían imitar a los blancos estadounidenses tanto como fuera posible: aprender inglés, ir a la iglesia, ir a las mismas escuelas ”.

Hoy, el panorama es mucho más complejo. Para tomar el ejemplo más obvio, la blancura ya no es una condición previa para ingresar a los niveles más altos de cargos públicos. El hijo de inmigrantes indios no tiene que volverse "blanco" para ser elegido gobernador de Luisiana. Un político mitad keniano y mitad kansano puede identificarse a sí mismo como negro y ser elegido presidente de los Estados Unidos.

Entonces, como una cuestión puramente demográfica, la "América blanca" en la que Lothrop Stoddard creía tan fervientemente puede dejar de existir en 2040, 2050 o 2060, o incluso más tarde. Pero en lo que respecta a la cultura, ya está casi terminada. En lugar del antiguo modelo de asimilación hacia un centro común, la cultura se está rehaciendo a la imagen de los herederos multicolores y multiétnicos de los blancos estadounidenses.

Para algunos, la desaparición de este núcleo centrífugo presagia un futuro rico en promesas. En 1998, el presidente Bill Clinton, en un discurso ahora famoso a los estudiantes de la Universidad Estatal de Portland, comentó:

No todo el mundo estaba tan entusiasmado. Las declaraciones de Clinton llamaron la atención de otro Buchanan ansioso: Pat Buchanan, el pensador conservador. Revisando el discurso del presidente en su libro de 2001, La muerte de occidente, Buchanan escribió: “Sr. Clinton nos aseguró que será un Estados Unidos mejor cuando todos seamos minorías y nos demos cuenta de la verdadera "diversidad". Bueno, esos estudiantes [en el estado de Portland] van a descubrirlo, porque pasarán sus años dorados en un Estados Unidos del Tercer Mundo. "

Hoy, la llegada de lo que Buchanan ridiculizó como "la América del Tercer Mundo" es casi inevitable. ¿Cómo será la nueva corriente principal de Estados Unidos y en qué ideas o valores podría reunirse? ¿Qué significará ser blanco después de que la "blancura" ya no define la corriente principal? ¿Alguien llorará el fin de la América blanca? ¿Alguien intentará conservarlo?

Otro momento de El great Gatsby: mientras el narrador de Fitzgerald y Gatsby cruzan el puente de Queensboro hacia Manhattan, un automóvil los pasa, y Nick Carraway se da cuenta de que es una limusina `` conducida por un chófer blanco, en la que se sientan tres negros de moda, dos dólares y una niña ''. La novedad de este arreglo al revés inspira a Carraway a reír en voz alta y pensar para sí mismo: "Cualquier cosa puede pasar ahora que nos hemos deslizado sobre este puente, cualquier cosa ..."

Para una encarnación contemporánea de la agitación que presagiaba esta escena, considere a Sean Combs, un magnate del hip-hop y uno de los afroamericanos más famosos del planeta. Combs creció durante el auge del hip-hop a fines de la década de 1970, y pertenece a la primera generación que podría ganarse la vida de manera segura trabajando en la industria: como un valiente joven promotor y pasante de sellos discográficos a fines de la década de 1980 y principios de la de 1990, y como un diseñador de moda, artista y ejecutivo musical con un valor de cientos de millones de dólares una breve década después.

A finales de la década de 1990, Combs hizo un gesto fascinante hacia la alta sociedad de Nueva York. Anunció su llegada a los círculos de los ricos y poderosos no rompiendo sus fiestas, sino invitándolos a su propio mundo espectacularmente exagerado. Combs comenzó a organizar elaboradas fiestas anuales en los Hamptons, no lejos de donde se desarrolla la novela de Fitzgerald. Estas "fiestas blancas" (los asistentes deben vestirse de blanco) se convirtieron rápidamente en legendarias por su opulencia (en 2004, Combs exhibió una copia de la Declaración de Independencia de 1776), así como por la calidad de colisión de culturas de las élites de los Hamptons que presentaban sus respetos a alguien tan cómodamente nuevo rico. Los posibles socios comerciales se inclinaron para acercarse a él y lo elogiaron como un gurú del lucrativo mercado "urbano", mientras que los asistentes a la fiesta agradecidos lo aclamaron como un Gatsby moderno.

"He leído El gran Gatsby? " Combs dijo a un periódico de Londres en 2001: "Soy el Gran Gatsby".

Sin embargo, mientras que Gatsby sintió la presión de ocultar su condición de arribista, Combs celebró su posición como un forastero-interno, alguien que se apropia de elementos de la cultura a la que busca unirse sin intentar asimilarlos por completo. En cierto sentido, Combs estaba imitando al antiguo establecimiento WASP en otro sentido, lo estaba provocando sutilmente, enunciando en exceso su formalidad y nunca dejando que sus invitados olvidaran que había algo un poco extraño en su presencia. Hay un poder silencioso para organizar fiestas en las que el hombre mejor vestido de la sala es también aquel cuyo perfil público alguna vez consistió principalmente en bailar en el fondo de los videos de Biggie Smalls. ("Nadie esperaría que un joven negro viniera a una fiesta con la Declaración de Independencia, pero lo entendí y viene conmigo", bromeó Combs en su fiesta de 2004, mientras recorría las rondas con el documento , prometiendo no derramar champán sobre él).

En este sentido, Combs es tanto un producto como un héroe de la nueva corriente cultural dominante, que valora la diversidad por encima de todo, y cuyo objetivo final es una vaga noción de trascendencia racial, en lugar de subversión o asimilación. Aunque la visión de Combs está lejos de ser representativa (no muchas estrellas del hip-hop se van de vacaciones a St. Tropez con un sirviente con sombrillas que sombrean cada uno de sus pasos), su industria se encuentra en el corazón de esta nueva corriente principal. Durante los últimos 30 años, pocos cambios en la cultura estadounidense han sido tan significativos como el auge del hip-hop. El género ha cambiado radicalmente la forma en que escuchamos y consumimos música, primero oponiéndose a la corriente principal del pop y luego convirtiéndose en ella. Desde su constante muestreo de estilos y épocas pasadas (discos antiguos, modas, jerga, cualquier cosa) hasta su mitologización del antihéroe negro hecho a sí mismo, el hip-hop es más que un género musical: es una filosofía, una declaración política, una forma de acercarnos y rehacer la cultura. Es una lengua franca no solo entre los niños de Estados Unidos, sino también entre los jóvenes de todo el mundo. Y su impacto económico se extiende más allá de la industria de la música, a la moda, la publicidad y el cine. (Piense en el productor Russell Simmons, el ur-Combs y un magnate de la música, la moda y la televisión, o el rapero 50 Cent, que ha convertido su historia de pobreza a riqueza en éxitos extracurriculares que incluyen un libro de línea de ropa, videos juegos y ofertas de películas y una asociación sorprendentemente lucrativa con los fabricantes de Vitamin Water).

Pero el impacto más profundo del hip-hop es simbólico. Durante el auge de la música popular en el siglo XX, los artistas y productores blancos "incorporaron" constantemente las innovaciones afroamericanas. La ascensión del hip-hop ha sido diferente. A pesar de Eminem, el hip-hop nunca sufrió nada parecido a un momento de Elvis Presley, en el que un artista blanco hizo una forma musical segura para la América blanca. Esto no es una excavación para Elvis: la lógica racial constrictiva de la década de 1950 exigía la eliminación de las raíces negras del rock and roll, y si no hubiera sido él, habría sido otra persona. Pero el hip-hop, el sonido de la generación post-derechos civiles y post-soul, encontró una audiencia global en sus propios términos.

Hoy en día, la colonización del hip-hop de la imaginación global, desde las pasarelas de moda en Europa hasta los concursos de baile en Asia, es al estilo de Disney. Esta transformación ha generado una confianza cultural sin precedentes en sus creadores negros. La blancura ya no es una amenaza, ni un ideal: es kitsch para apropiarse, ya sea con gestos como las "fiestas blancas" de Combs o la epidemia de goteo de camisas con cuello y gemelos que afligen actualmente a los raperos. Y un multiculturalismo expansivo está reemplazando la mentalidad de búnker de nosotros contra el mundo que dio un toque emocionante al auge del hip-hop a mediados de la década de 1990.

Peter Rosenberg, un autoproclamado "niño judío nerd" y personalidad de la radio en el Hot 97 FM de Nueva York, y un ejemplo vivo de cómo el hip-hop ha creado nuevas identidades para sus oyentes que no encajan perfectamente en las líneas del blanco y negro. —Comparte otro ejemplo: “Entrevisté [al rapero de St. Louis] Nelly esta mañana, y dijo que ahora es muy bueno y en tener amigos multiculturales. Como si no te considerasen realmente moderno o 'lo lograste' si estás rodando con las mismas personas ".

Así como Tiger Woods cambió para siempre la cultura del golf en los clubes de campo, y Will Smith confundió los estereotipos sobre el protagonista ideal de Hollywood, el auge del hip-hop está ayudando a redefinir la corriente principal estadounidense, que ya no aspira a una única imagen icónica de estilo o clase. . Programas exitosos de televisión en red como Perdido, Héroes, y Anatomía de Grey cuentan con elencos tremendamente diversos y todo un género de comedia de media hora, desde El Informe Colbert para La oficina, parece dedicado a divertirse con la personalidad del hombre blanco despistado. El mercado juvenil está siguiendo el mismo patrón: considere a las Cheetah Girls, un trío multicultural, multiplatino y multiplataforma de adolescentes que recientemente protagonizaron su tercera película, o Dora la Exploradora, la precoz aventurera latina bilingüe de 7 años que posiblemente sea la personaje animado de mayor éxito en la televisión infantil en la actualidad.En un discurso reciente a la Asociación de Agencias de Publicidad Hispanas, Brown Johnson, el ejecutivo de Nickelodeon que ha supervisado el ascenso de Dora, explicó la importancia de crear un personaje que no se ajuste al "molde blanco de clase media". Cuando Johnson señaló que las mercancías de Dora se estaban vendiendo más que las de Barbie en Francia, la multitud gritó de alegría.

La cultura pop de hoy se concentra en una ética de inclusión multicultural que parece valorar todas las identidades, excepto la blancura. “Se ha vuelto más difícil para el actor comercial rubio y de ojos azules”, comenta Rochelle Newman-Carrasco, de la firma de marketing hispana Enlace. “Lees avisos de casting y les gusta elegir a personas de cabello castaño porque podrían ser hispanos. El lenguaje de los avisos de casting es bastante impactante porque es muy específico: "Cabello castaño, ojos marrones, podrían parecer hispanos". O, como decía un aviso: "Étnicamente ambiguo" ".

"Creo que los blancos sienten que están bajo asedio en este momento, como que no está bien ser blanco en este momento, especialmente si eres un hombre blanco", se ríe Bill Imada, del IW Group. Imada y Newman-Carrasco son parte de un movimiento dentro de las empresas de publicidad, marketing y comunicaciones para reinventar el perfil del consumidor estadounidense típico. (Es revelador que todas las personas de estas industrias con las que hablé conocían de memoria las proyecciones de la Oficina del Censo).

"Hay mucho miedo y mucho resentimiento", observa Newman-Carrasco, al describir la crítica que recibió después de escribir un artículo para una publicación comercial sobre la necesidad de prácticas de contratación más diversas. "Recibí una respuesta de un amigo, él es como un hombre blanco de 60 y tantos y ha estado involucrado en el reclutamiento multicultural", recuerda. “Y él dijo: 'Realmente me siento como el perseguido. Es un momento difícil para ser un hombre blanco en Estados Unidos en este momento, porque siento que me están agrupando con todos los hombres blancos en Estados Unidos, y he intentado hacer cosas, pero es un momento difícil ".

“Siempre les digo a los hombres blancos en la habitación: 'Te necesitamos'”, dice Imada. “No podemos hablar de diversidad e inclusión y compromiso sin ustedes en la mesa. ¡Está bien ser blanco!

“Pero la gente está estresada por eso. "¡Solíamos tener el control! ¡Estamos perdiendo el control! "

Si tienen razón, si la América blanca está realmente "perdiendo el control" y si el futuro pertenecerá a personas que pueden navegar con éxito en un paisaje multicultural post-racial, entonces no es de extrañar que muchos estadounidenses blancos estén ansiosos por desprenderse de su blancura por completo.

Para algunos, esta renuncia puede tomar una forma radical. En 1994, un joven artista de graffiti y activista llamado William "Upski" Wimsatt, hijo de un profesor universitario, publicó Bombardear los suburbios, el heredero espiritual del ensayo de celebración de Norman Mailer de 1957, "The White Negro". Wimsatt estaba profundamente comprometido con los poderes transformadores del hip-hop, yendo tan lejos como para abrazar el estatus del humilde "wigger", un término peyorativo popularizado a principios de la década de 1990 para describir a los niños blancos que se sumergen en la cultura negra. Wimsatt vio la inmersión del wigger en dos culturas como un motor de cambio. "Si se canaliza de la manera correcta", escribió, "el wigger puede recorrer un largo camino hacia la reparación de la enfermedad de la raza en Estados Unidos".

Los esfuerzos dolorosamente serios de Wimsatt por poner su propia relación con la blancura bajo el microscopio coincidieron con el surgimiento de una disciplina académica conocida como "estudios de la blancura". En colegios y universidades de todo el país, los académicos comenzaron a examinar la historia de la "blancura" y a desempacar sus contradicciones. ¿Por qué, por ejemplo, los irlandeses y los italianos habían caído más allá de los límites en diferentes momentos de nuestra historia? Eran judíos estadounidenses blanco? Y, como preguntó el historiador Matthew Frye Jacobson, "¿Por qué en los Estados Unidos, una mujer blanca puede tener hijos negros pero una mujer negra no puede tener hijos blancos?"

Al igual que Wimsatt, los académicos de los estudios de la blancura —figuras como Jacobson, David Roediger, Eric Lott y Noel Ignatiev— intentaban llegar a un acuerdo con sus propias relaciones con la blancura, en sus formas pasadas y presentes. A principios de la década de 1990, Ignatiev, ex activista laboral y autor de Cómo los irlandeses se volvieron blancos, se propuso "abolir" la idea de la raza blanca iniciando el Nuevo Movimiento Abolicionista y fundando una revista titulada Traidor de carrera. "No hay nada positivo acerca de la identidad blanca", escribió en 1998. "Como dijo James Baldwin, 'Mientras pienses que eres blanco, no hay esperanza para ti'".

Aunque la mayoría de los estadounidenses blancos no han leído Bombardear los suburbios o Traidor de carrera, esta visión de la blancura como algo a cuestionar, si no ignorar por completo, ha migrado a esferas menos académicas. La perspectiva de los académicos de los estudios de la blancura es común ahora, incluso si el lenguaje utilizado para expresarla es diferente.

"Lo entiendo: como hombre blanco heterosexual, soy lo peor en la Tierra", dice Christian Lander. Lander es un escritor satírico nacido en Canadá y residente en Los Ángeles que, en enero de 2008, creó un blog llamado Stuff White People Like (stuffwhitepeoplelike.com), que se burla de los modales y costumbres de una especie específica de blancos jóvenes, modernos y con movilidad ascendente. . (Ha escrito más de 100 entradas sobre la pasión de los blancos por cosas como el agua embotellada, "la idea del fútbol" y "ser la única persona blanca alrededor"). En el mejor de los casos, el sitio de Lander, que formó la base de un reciente libro publicado del mismo nombre (revisado en octubre de 2008 atlántico) - es una destilación astutamente precisa de la crisis de identidad que afecta a los niños blancos bien intencionados y acomodados en un mundo posblanco.

"Estoy al tanto de todos los crímenes horribles que mi grupo demográfico ha cometido en el mundo", dice Lander. "Y hay un montón de gente blanca que está desesperada ...desesperado—Para decir: "¿Sabes qué? Mi piel es blanca, pero no soy una de las personas blancas que están destruyendo el mundo ".

Para Lander, la blancura se ha convertido en un vacío. La "identidad blanca" que describe en su blog se basa en la búsqueda de la autenticidad, generalmente la autenticidad de otras personas. "Como persona blanca, estás desesperado por encontrar algo más a lo que agarrarte. ¡Estás celoso! Casi todas las personas blancas con las que crecí desearían haber crecido en, ya sabes, un hogar étnico que les diera un segundo idioma. La cultura blanca es Los lazos familiares y Led Zeppelin y Guns N ’Roses, es decir, esta es la cultura blanca. Esto es todo lo que tenemos ".

La "gente blanca" de Lander es producto de un momento histórico muy específico, criado por Baby Boomers bien intencionados para rechazar el viejo ideal de la gentileza estadounidense blanca y abrazar la diversidad y la fluidez en su lugar. ("Es extraño que seamos los hijos de los Baby Boomers, ¿verdad? ¿Cómo diablos te rebelas contra eso? Por ejemplo, tus padres marcharán contra la Organización Mundial del Comercio a tu lado. Tendrán rastas blancas más grandes que tú. ¿Lo haces? ”) Pero su antropología alegre sugiere que la armonía multicultural a la que fueron educados para adorar ha engendrado una especie de abnegación.

Matt Wray, un sociólogo de la Universidad de Temple que es fanático del humor de Lander, ha observado que muchos de sus estudiantes blancos están plagados de una crisis de identidad racial: “No les importa la socioeconomía, les importa la cultura. Y ser blanco es estar en quiebra cultural. Lo clásico que dicen los estudiantes blancos cuando les pides que hablen sobre quiénes son es: "No tengo una cultura". Pueden ser privilegiados, pueden estar cargados socioeconómicamente, pero se sienten en bancarrota cuando se trata de cultura ... Ellos se sienten desfavorecidos y marginados. No tienen una cultura que sea genial u opuesta ". Wray dice que este sentimiento de carencia cultural a menudo impide que los estudiantes reconozcan lo que significa ser un hijo de privilegios, una extraña ironía que la primera ola de estudiosos de la blancura, en la década de 1990, no pudo anticipar.

Por supuesto, las obvias ventajas materiales que conlleva nacer blanco (tasas de mortalidad infantil más bajas y préstamos bancarios más fáciles de obtener, por ejemplo) tienden a socavar cualquier simpatía que pueda generar este sentido de marginación. Y en el contexto adecuado, las crisis de identidad cultural pueden convertir a blancos bien intencionados en frases clave instantáneas. Considerar El show de raperos (blancos) de ego trip, un reality show brillante y aclamado por la crítica que VH1 debutó en 2007. Representaba a 10 raperos blancos (en su mayoría desafortunados) viviendo juntos en una casa en ruinas, apodada "Tha White House", en el sur del Bronx. A pesar de las mejores intenciones de los concursantes, cada uno parecía una caricatura profundamente confusa, ya fuera el solemne estudiante graduado comprometido con la lucha contra el racismo o el suburbano obsesionado con el gueto que, aparentemente por accidente, se había puesto el nombre del abolicionista John Brown.

De manera similar, Smirnoff alcanzó el oro en marketing en 2006 con un video musical viral titulado "Tea Partay", con un trío de raperos blancos sorprendentemente malos, vestidos con suéteres de cuello en V, llamados Prep Unit. "A los que odian les gusta burlarse de nuestra educación de la Ivy League / Pero simplemente están celosos porque nuestras familias gobiernan la nación", rebuznó el trío, mientras un par de mujeres rubias como una botella vestidas con elegantes tenis blancos se movían detrás de ellas. No había una forma poco irónica de disfrutar el video, todo su atractivo estaba en su satirismo consciente de la cultura WASP: clubes de campo verdes, "dinero viejo", croquet, cuellos reventados y cosas por el estilo.

“La mejor defensa es estar constantemente tirando de la alfombra debajo de ti mismo”, comenta Wray, describiendo la forma en que los blancos conscientes de sí mismos lidian con su complicada identidad. “Venció a la gente hasta el final. Como persona blanca, te ves forzado a tener una sensación de desapego irónico. La ironía es lo que alimenta a muchas subculturas blancas. También ves cosas como Burning Man, cuando mucha gente blanca va al desierto y trata de inventar algo que es completamente nuevo y no una forma de mimetismo racial. Ese es su propio tipo de huida de la blancura. Estamos atravesando un período en el que los blancos realmente están tratando de averiguar: ¿Quiénes somos? "

La "huida de la blancura" de los blancos liberales urbanos con educación universitaria no es el único intento de responder a esta pregunta. Puedes huir dentro blancura también. Esto puede significar perseguir la autenticidad de un pasado imaginado: piense en el mundo deliberadamente blanco de la América mormona, donde los años 50 nunca terminaron, o el anacrónico derecho WASP que se ostenta en libros como el del año pasado. Una vida privilegiada: celebrando el estilo WASP, un hermoso libro de mesa de café compilado por Susanna Salk, que representa un mundo de blazers de seersucker, pantalones de ballena y náuticos. (Lo que el libro celebra es la "incapacidad de ser superado" y la "confianza en uno mismo y la seguridad que conlleva", me dice Salk. "Por eso lo llamo" privilegio ". Es este privilegio del tiempo, de la herencia , de estar en un lugar más tiempo que cualquier otro ”). Pero estos enclaves de blancura preservada en ámbar probablemente sean menos importantes para el futuro estadounidense que la construcción de la blancura como una cultura minoritaria algo cabreada.

Esta noción de una expresión conscientemente blanca del empoderamiento de las minorías resultará familiar para cualquiera que se haya cruzado con el comediante Larry the Cable Guy, él de "Farting Jingle Bells", o haya sido testigo de la transformación de Kid Rock, nacido y criado en Detroit. de rapero adolescente a rockero sureño de “American Bad Ass”. La década de los noventa puede haber sido una década en la que el multiculturalismo avanzó de forma espectacular, cuando la cultura estadounidense se "coloreaba", como dijo el crítico Jeff Chang, pero también fue una época en la que cristalizó una forma muy diferente de políticas de identidad. Puede que el hip-hop haya proporcionado la banda sonora de la década, pero el artista más vendido de los noventa fue Garth Brooks. Michael Jordan y Tiger Woods pueden haber sido las caras del estrellato atlético, pero fue NASCAR la que emergió como la institución de más rápido crecimiento en los deportes profesionales, con índices de audiencia solo superados por los de la NFL.

Al igual que con el éxito inesperado de las novelas apocalípticas Left Behind, o el Blue Collar Comedy Tour organizado por Jeff Foxworthy, el auge de la música country y las carreras de autos tuvo lugar fuera de la pantalla del radar de la élite estadounidense. (Ninguno de los blancos de Christian Lander sería atrapado muerto en una carrera de NASCAR). Estos fenómenos reflejan un creciente sentido de solidaridad cultural entre los blancos de clase media baja, una solidaridad definida por el anhelo de la "autenticidad" estadounidense, una realidad popular que rechaza lo global, lo urbano y lo sobrio a favor de la nostalgia por "cómo solían ser las cosas".

Al igual que otras formas de política de identidad, la solidaridad blanca se completa con sus propios héroes populares, teorías de conspiración (¡Barack Obama es un musulmán secreto! ¡Estados Unidos se fusionará con Canadá y México!) Y una larga lista de injusticias. Los objetivos y los chivos expiatorios varían —desde el multiculturalismo y la acción afirmativa hasta la pérdida de valores morales, desde la inmigración hasta una economía que ya no garantiza al trabajador estadounidense una oportunidad justa— y también lo hacen los programas políticos que inspiran. (Ross Perot y Pat Buchanan aprovecharon esta política de identidad blanca en la década de 1990, sus tribunas abarcan toda la gama ideológica, desde Jim Webb hasta Ron Paul, Mike Huckabee y Sarah Palin). Qué ver con la dislocación cultural y socioeconómica, la sensación de que el sistema que solía garantizar a la clase trabajadora blanca algo de estabilidad se ha vuelto loco.

Wray es uno de los fundadores de lo que se ha llamado "estudios de la basura blanca", un campo concebido como una respuesta a la marginación liberal de élite percibida de la clase trabajadora blanca. Argumenta que la recesión económica de la década de 1970 fue la condición previa para la formación de una sensibilidad de clase trabajadora blanca "opositora" y "desafiante"; pensemos en el individualismo duro y anti-todo de la década de 1977. Smokey y el bandido. Pero esas ansiedades tomaron forma a partir de las secuelas de los movimientos identitarios de los años sesenta. “Creo que el espacio político que abre el movimiento por los derechos civiles a mediados de los años cincuenta y sesenta es lo transformador”, observa Wray. “Tras el movimiento del poder negro, todos los demás grupos minoritarios que siguieron adoptaron diversas formas de activismo, incluido el poder marrón y el poder amarillo y el poder rojo. Por supuesto, el problema es que si intentas tener un movimiento de 'poder blanco', no suena bien ".

El resultado es un orgullo racial que no se atreve a pronunciar su nombre y que, en cambio, se define a sí mismo a través de señales culturales: una sospecha de las élites intelectuales y los habitantes de la ciudad, una preferencia por la sencillez y la sencillez del habla (ya sea real o fingida) y la asociación de una minoría blanca de clase trabajadora con "la verdadera América". (En el cinturón escocés-irlandés que va desde Arkansas hasta Virginia Occidental, la etiqueta étnica más común que se ofrece a los censistas es "estadounidense"). Podría decirse que esta política de identidad blanca ayudó a cambiar las elecciones de 2000 y 2004, sirviendo como un poderoso contragolpe a los liberales blancos urbanos, y la campaña McCain-Palin se basó en él casi hasta el punto del absurdo (como cuando un sustituto de McCain descartó el norte de Virginia como de alguna manera no parte de "la Virginia real") como un baluarte contra el multiculturalismo amenazador de Barack Obama . Su estrategia fracasó, por supuesto, pero es posible imaginar que la política de identidad blanca se volverá más potente y más directa en sus identificaciones raciales en el futuro, a medida que "la verdadera América" ​​se convierta en una porción cada vez más pequeña de, bueno, la verdadera América, y a medida que crece rápidamente la sensación de estar sitiada y despreciada por una mayoría multicultural de la futura minoría blanca.

Esta visión del agraviado hombre blanco perdido en un mundo que ya no lo valora recibió su expresión más vívida en la película de 1993. Cayendo. Michael Douglas interpreta a Bill Foster, un trabajador de defensa reducido con un corte de pelo y un protector de bolsillo que arrasa en un Los Ángeles invadido por codiciosos comerciantes coreanos y gánsteres hispanos, criticando el eclipse del Estados Unidos que solía conocer. (La película se estrenó apenas ocho años antes de que California se convirtiera en el primer estado de mayoría minoritaria del país). Cayendo termina con un conmovedor oficial de policía que detiene a Foster en el muelle de Santa Mónica, momento en el que el vigilante de clase media pregunta, casi inocentemente: “Soy ¿El chico malo?"

Pero esta es una visión de pesadilla. Por supuesto, la mayoría de los Bill Foster de Estados Unidos no son los malos, al igual que la civilización, en palabras de Tom Buchanan, no se está "desmoronando" y Estados Unidos, como dice Pat Buchanan, no se está convirtiendo en "Tercer Mundo". La llegada de la minoría blanca no significa que la jerarquía racial de la cultura estadounidense se invierta repentinamente, como en 1995. Carga del hombre blanco, un terrible experimento mental de una película, protagonizada por John Travolta, que visualiza un mundo al revés en el que los blancos son subyugados a sus opresores negros de clase alta. Habrá dislocaciones y resentimientos a lo largo del camino, pero es probable que los cambios demográficos de los próximos 40 años reduzcan el poder de las jerarquías raciales sobre la vida de todos, produciendo una cultura que es más probable que cualquier otra antes de tratar a sus habitantes como individuos, en lugar de miembros de una casta o grupo de identidad.

Considere el mundo de la publicidad y el marketing, industrias que se propusieron moldear nuestros deseos a un nivel subconsciente.La estrategia publicitaria una vez asumió un "mercado general" - "una palabra clave para" gente blanca "", bromea un ejecutivo de publicidad, y "mercados étnicos" satélites, más pequeños y mutuamente excluyentes. Sin embargo, en los últimos años, los anunciantes han comenzado a revisar sus supuestos y estrategias anticipándose a cambios demográficos profundos. En lugar de conducir a los consumidores hacia un centro discreto, el objetivo actual es crear imágenes y campañas versátiles que se puedan adaptar a gustos altamente individualizados. (Piense en las siluetas danzantes de la campaña del iPod de Apple, que enfatiza la individualidad y la diversidad sin privilegiar, ni siquiera representar, a ningún grupo específico).

Por el momento, podemos llamar a esto el triunfo del multiculturalismo o post-racialismo. Pero al igual que blancura no tiene un significado inherente — es un recipiente que llenamos con nuestras esperanzas y ansiedades — estos términos pueden resultar igualmente vacíos a largo plazo. ¿Ser post-racial significa que hemos superado la raza por completo, o simplemente que la raza ya no es esencial para cómo nos identificamos? Karl Carter, de GTM Inc. (Guerrilla Tactics Media) orientada a los jóvenes de Atlanta, sugiere que los especialistas en marketing y los anunciantes estarían mejor si se centraran en matrices como "estilo de vida" o "cultura" en lugar de la raza o la etnia. "Tendrás estudios locos en profundidad sobre el consumidor blanco o el consumidor latino", se queja. “¿Pero cómo se sienten los patinadores? ¿Cómo se sienten los hip-hoppers? "

La lógica de las redes sociales en línea apunta en una dirección similar. El sociólogo de la Universidad de Nueva York, Dalton Conley, ha escrito sobre una “nación en red”, en la que aplicaciones como Facebook y MySpace crean “grupos sociales transversales” e identidades nuevas y flexibles que solo se superponen vagamente con las identidades raciales. Quizás aquí es donde se encuentra el futuro de la identidad después de la blancura, en un alejamiento dramático de la lógica racial que ha definido la cultura estadounidense desde el principio. Lo que Conley, Carter y otros están describiendo no es simplemente el desplazamiento de la blancura de nuestro centro cultural, sino que están describiendo una estructura social que trata la raza como solo una de un número aparentemente infinito de posibles autoidentificaciones.


Ver el vídeo: La diferencia más significativa entre América y Europa (Febrero 2023).

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos