Interesante

Cómo concentrarse en estudiar

Cómo concentrarse en estudiar

Todos hemos luchado con distracciones mal programadas. Estás sentado en un escritorio, estudiando atentamente y luego: wham! Pensamientos no relacionados: el desayuno de esta mañana, la película divertida que viste la semana pasada o la próxima presentación que te pone nervioso, invaden tu mente. O tal vez estás totalmente inmerso en tu trabajo, pero tus compañeros de cuarto, amigos o familiares irrumpieron en tu espacio de estudio en un momento inoportuno.

Las distracciones internas y externas, como las descritas anteriormente, nos hacen perder el enfoque. Pero al perfeccionar sus habilidades de concentración, puede defenderse contra estas fuerzas disruptivas. Las técnicas descritas a continuación lo ayudarán a maximizar su tiempo de estudio enfocado, así como a recuperar su enfoque si se distrae.

Apague la tecnología de distracción

No es una buena idea estudiar con su teléfono celular encendido, incluso si está configurado para vibrar. Tan pronto como reciba un mensaje de texto, lo verá: ¡la promesa de una notificación es demasiado tentadora! Evite la tentación por completo apagando sus dispositivos e incluso colocándolos en otra habitación. ¿Necesita una opción aún más drástica para mantenerse honesto? Pídale a un amigo o familiar que sostenga su teléfono durante su sesión de estudio.

Lo mismo ocurre con su computadora y tableta a menos que la esté usando para estudiar. En ese caso, asegúrese de deshabilitar todas las aplicaciones y notificaciones que lo distraigan antes de comenzar la sesión de estudio. Si te encuentras cediendo a las redes sociales o los antojos de juegos, prueba una aplicación como Freedom o Self Control para bloquear temporalmente el acceso. Dígale a sus amigos y familiares que está entrando en el modo de estudio para que sepan que no deben contactarlo a menos que haya una emergencia.

Elija su ambiente de estudio sabiamente

A menos que tus amigos sean buenos compañeros de estudio, estudia solo. Coloque un letrero en su puerta diciéndole a sus compañeros de cuarto o familiares que se mantengan alejados. Si tiene hijos, busque una o dos horas de cuidado infantil si es posible. Si el entorno de su hogar lo distrae, reúna sus suministros de estudio y diríjase a un lugar cómodo para estudiar.

Si estás estudiando en casa, elige una habitación tranquila con desorden limitado. Si le molestan los ruidos de fondo que le distraen, tome unos auriculares con cancelación de ruido y encienda una lista de reproducción de estudio (preferiblemente instrumental) o ruido blanco. Crea el mejor ambiente posible para estudiar antes de abres tus libros para no tener que pausar a mitad de la sesión para hacer un cambio.

Anticipe sus necesidades físicas

Si estás estudiando atentamente, tendrás sed. Toma una bebida antes de abres el libro. Es posible que incluso necesite un refrigerio potente mientras trabaja, así que también tome algo de comida para el cerebro. Use el baño, póngase ropa cómoda (pero no también acogedor) y ajuste el aire / calor a la temperatura que más le convenga. Si anticipa sus necesidades físicas antes de comenzar a estudiar, será menos probable que se levante de su asiento y pierda el enfoque que trabajó tan duro para obtener.

Estudie durante sus horas pico de cerebro

Programe sus sesiones de estudio más desafiantes durante los períodos pico de energía, cuando anticipa sentirse más enérgico y concentrado. Si eres una persona mañanera, eso significa que debes estudiar lo antes posible. Si eres un ave nocturna, elige un horario nocturno. Si no está seguro de a qué hora funciona mejor para usted, reflexione sobre sus experiencias de estudio más exitosas. ¿A qué hora del día tuvieron lugar? ¿Cuándo se siente tu cerebro más efectivo en general? Dibuje a lápiz en las sesiones de estudio durante estos períodos y quédese con ellos.

Responda sus preguntas de preocupación interna

A veces las distracciones no provienen del mundo externo, ¡están invadiendo desde adentro! Si le preocupa un tema en particular: "¿Cuándo voy a obtener un aumento?" o "¿Qué pasará si no apruebo esta prueba?", es posible que tenga dificultades para mantenerse concentrado.

Afortunadamente, hay una solución. Puede parecer un poco tonto, pero en realidad respondiendo esas preguntas internas lo ayudarán a redirigir su mente a donde sea necesario. Si se encuentra preocupado, identifique su pregunta clave de preocupación y responda esa pregunta de una manera simple y lógica, así:

  • "¿Cuándo voy a obtener un aumento?" Responder: "Hablaré con mi jefe sobre eso mañana".
  • "¿Por qué no puedo entender este material?" Responder: "Estoy estudiando como se supone que debo estar, así que estoy seguro de que lo resolveré. Pero si todavía estoy luchando con este material para el final de la semana, hablaré con mi maestro para obtener ayuda adicional. ".

Incluso puede escribir la pregunta y la respuesta en papel, luego doblarla y guardarla para más tarde. El objetivo aquí es reconocer la preocupación, aceptar que está allí (¡no te juzgues a ti mismo por eso!), Luego regresar tu atención a la tarea en cuestión.

Llegar a las manos

Algunas personas frecuentemente sienten la necesidad de ser obra algo físicamente Pueden sentirse ansiosos y enérgicos, o simplemente luchar para concentrarse en entornos sedentarios. ¿Suena familiar? Probablemente seas un aprendiz cinestésico, lo que significa que aprendes mejor cuando tu cuerpo está ocupado junto con tu mente. Mejore su enfoque durante las sesiones de estudio con las siguientes técnicas:

  1. Bolígrafo: Subraye las palabras cuando lea. Tache las respuestas incorrectas cuando esté tomando un examen de práctica. Mover solo su mano puede ser suficiente para sacudir los nervios. Si no es así, vaya al paso 2.
  2. Banda elástica. Estiralo. Envuélvelo alrededor de tu pluma. Juega con la banda de goma mientras respondes preguntas. ¿Todavía te sientes nervioso?
  3. Pelota. Lea una pregunta sentado, luego levántese y bote la pelota contra el piso mientras piensa en una respuesta. ¿Todavía no puedes concentrarte?
  4. Saltar. Siéntate y lee una pregunta, luego ponte de pie y haz 10 saltos. Siéntate y responde la pregunta.

Replantear pensamientos negativos

Los pensamientos negativos hacen que estudiar sea casi imposible. Si te encuentras repitiendo pensamientos autodestructivos con frecuencia, intenta reformularlos en declaraciones más positivas:

  • Negativo: "Este concepto es demasiado difícil de aprender para mí".
  • Positivo: "Este concepto es difícil, pero puedo resolverlo".
  • Negativo: "Odio esta clase. Estudiar es muy aburrido".
  • Positivo: "Esta clase no es mi favorita, pero quiero estudiar el material para poder tener éxito".
  • Negativo: "No puedo estudiar. Me distraigo mucho".
  • Positivo: "Sé que perdí el enfoque antes, pero voy a intentarlo de nuevo".

La próxima vez que un pensamiento negativo invada tu cerebro, reconócelo y trata de convertirlo en una declaración positiva. Con el tiempo, estudiar se sentirá menos como una carga y más como una elección intencional que está haciendo para lograr sus objetivos. Este enfoque consciente te hará sentir más empoderado y motivado y, posteriormente, aumentará tu concentración.