Interesante

¿Qué es el conductismo en psicología?

¿Qué es el conductismo en psicología?

El conductismo es la teoría de que la psicología humana o animal puede estudiarse objetivamente a través de acciones observables (comportamientos). Este campo de estudio surgió como una reacción a la psicología del siglo XIX, que utilizaba el autoexamen de los propios pensamientos y sentimientos para examinar a los humanos y a los animales. psicología.

Conclusiones clave: conductismo

  • El conductismo es la teoría de que la psicología humana o animal puede estudiarse objetivamente a través de acciones observables (comportamientos), en lugar de pensamientos y sentimientos que no se pueden observar.
  • Las figuras influyentes del conductismo incluyen a los psicólogos John B. Watson y B.F. Skinner, que están asociados con el condicionamiento clásico y el condicionamiento operante, respectivamente.
  • En el condicionamiento clásico, un animal o humano aprende a asociar dos estímulos entre sí. Este tipo de condicionamiento implica respuestas involuntarias, como respuestas biológicas o emocionales.
  • En el condicionamiento operante, un animal o humano aprende un comportamiento al asociarlo con las consecuencias. Esto puede hacerse mediante refuerzo positivo o negativo, o castigo.
  • El condicionamiento operante todavía se ve en las aulas de hoy, aunque el conductismo ya no es la forma dominante de pensar en psicología.

Historia y orígenes

El conductismo surgió como una reacción al mentalismo, un enfoque subjetivo a la investigación utilizado por los psicólogos en la segunda mitad del siglo XIX. En el mentalismo, la mente se estudia por analogía y examinando los propios pensamientos y sentimientos, un proceso llamado introspección. Las observaciones mentalistas fueron consideradas demasiado subjetivas por los conductistas, ya que diferían significativamente entre los investigadores individuales, lo que a menudo conducía a resultados contradictorios e irreproducibles.

Hay dos tipos principales de conductismo: el conductismo metodológico, que fue fuertemente influenciado por el trabajo de John B. Watson, y el conductismo radical, que fue iniciado por el psicólogo B.F. Skinner.

Conductismo metodológico

En 1913, el psicólogo John B. Watson publicó el artículo que se consideraría el manifiesto del conductismo temprano: "La psicología como la ve el conductista". En este documento, Watson rechazó los métodos mentalistas y detalló su filosofía sobre lo que debería ser la psicología: la ciencia de comportamiento, al que llamó "conductismo".

Cabe señalar que, aunque Watson es a menudo etiquetado como el "fundador" del conductismo, de ninguna manera fue la primera persona en criticar la introspección, ni fue el primero en defender métodos objetivos para estudiar psicología. Después del artículo de Watson, sin embargo, el conductismo se apoderó gradualmente. En la década de 1920, varios intelectuales, incluidas figuras de gran prestigio como el filósofo y más tarde el Premio Nobel Bertrand Russell, reconocieron la importancia de la filosofía de Watson.

Conductismo radical

De los conductistas después de Watson, quizás el más conocido sea B.F. Skinner. En contraste con muchos otros conductistas de la época, las ideas de Skinner se centraron en explicaciones científicas más que en métodos.

Skinner creía que los comportamientos observables eran manifestaciones externas de procesos mentales invisibles, pero que era más conveniente estudiar esos comportamientos observables. Su enfoque del conductismo fue comprender la relación entre los comportamientos de un animal y su entorno.

Acondicionamiento clásico versus condicionamiento operante

Los conductistas creen que los humanos aprenden comportamientos a través del condicionamiento, que asocia un estímulo en el ambiente, como un sonido, a una respuesta, como lo que hace un humano cuando escucha ese sonido. Los estudios clave en conductismo demuestran la diferencia entre dos tipos de condicionamiento: el condicionamiento clásico, que está asociado con psicólogos como Ivan Pavlov y John B. Watson, y el condicionamiento operante, asociado con B.F. Skinner.

Condicionamiento clásico: los perros de Pavlov

El experimento de los perros de Pavlov es un experimento ampliamente conocido que involucra perros, carne y el sonido de una campana. Al comienzo del experimento, a los perros se les presentaría carne, lo que los haría salivar. Cuando oyeron una campana, sin embargo, no lo hicieron.

Para el siguiente paso en el experimento, los perros escucharon una campana antes de que les trajeran comida. Con el tiempo, los perros aprendieron que sonar una campana significaba comida, por lo que comenzarían a salivar cuando escucharan la campana, a pesar de que no reaccionaron a las campanas antes. A través de este experimento, los perros gradualmente aprendieron a asociar los sonidos de una campana con la comida, a pesar de que no reaccionaron a las campanas antes.

El experimento de los perros de Pavlov demuestra el condicionamiento clásico: el proceso por el cual un animal o humano aprende a asociar dos estímulos previamente no relacionados entre sí. Los perros de Pavlov aprendieron a asociar la respuesta a un estímulo (salivando al olor de la comida) con un estímulo "neutral" que previamente no evocaba una respuesta (el sonido de una campana). Este tipo de condicionamiento implica respuestas involuntarias.

Condicionamiento clásico: Little Albert

En otro experimento que mostró el condicionamiento clásico de las emociones en los humanos, el psicólogo JB Watson y su estudiante graduada Rosalie Rayner expusieron a un niño de 9 meses, a quien llamaron "Pequeño Albert", a una rata blanca y otros animales peludos, como un conejo y un perro, así como algodón, lana, periódicos en llamas y otros estímulos, todo lo cual no asustó a Albert.

Más tarde, sin embargo, a Albert se le permitió jugar con una rata blanca de laboratorio. Watson y Rayner hicieron un fuerte sonido con un martillo, lo que asustó a Albert y lo hizo llorar. Después de repetir esto varias veces, Albert se angustió mucho cuando le presentaron solo la rata blanca. Esto demostró que había aprendido a asociar su respuesta (atemorizarse y llorar) a otro estímulo que no lo había asustado antes.

Acondicionamiento Operante: Cajas Skinner

El psicólogo B.F. Skinner colocó una rata hambrienta en una caja que contenía una palanca. A medida que la rata se movía alrededor de la caja, ocasionalmente presionaba la palanca, descubriendo que la comida caería cuando se presiona la palanca. Después de un tiempo, la rata comenzó a correr directamente hacia la palanca cuando se colocó dentro de la caja, lo que sugiere que la rata había descubierto que la palanca significaba que obtendría comida.

En un experimento similar, se colocó una rata dentro de una caja Skinner con un piso electrificado, causando molestias a la rata. La rata descubrió que presionar la palanca detenía la corriente eléctrica. Después de un tiempo, la rata descubrió que la palanca significaría que ya no estaría sujeta a una corriente eléctrica, y la rata comenzó a correr directamente hacia la palanca cuando se colocó dentro de la caja.

El experimento de la caja Skinner demuestra el condicionamiento operante, en el cual un animal o humano aprende un comportamiento (por ejemplo, presionar una palanca) al asociarlo con las consecuencias (por ejemplo, dejar caer una bolita de comida o detener una corriente eléctrica). Los tres tipos de refuerzo son los siguientes:

  • Refuerzo positivo: Cuando se agrega algo bueno (por ejemplo, una bolita de comida cae en la caja) para enseñar un nuevo comportamiento.
  • Reforzamiento negativo: Cuando se elimina algo malo (por ejemplo, se detiene una corriente eléctrica) para enseñar un nuevo comportamiento.
  • Castigo: Cuando se agrega algo malo para enseñar al sujeto a detener un comportamiento.

Influencia en la cultura contemporánea

El conductismo todavía se puede ver en el aula de hoy en día, donde el condicionamiento operante se utiliza para reforzar los comportamientos. Por ejemplo, un maestro puede otorgar un premio a los estudiantes que obtienen buenos resultados en un examen o castigar a un estudiante que se porta mal dándoles tiempo en detención.

Aunque el conductismo fue una vez la tendencia dominante en psicología a mediados del siglo XX, desde entonces ha perdido tracción a la psicología cognitiva, que compara la mente con un sistema de procesamiento de información, como una computadora.

Fuentes

  • Baum, W. "¿Qué es el conductismo?" Comprender el conductismo: comportamiento, cultura y evolución, tercera edición, John Wiley & Sons, Inc., 2017.
  • Cascio, C. "¿Cómo aplicaré la filosofía conductista en el aula?" Seattle Pi.
  • Kim, E. "Diferencias entre el condicionamiento clásico y operante". 2015.
  • Goldman, J. G. “¿Qué es el condicionamiento clásico? (¿Y por qué importa?) Científico americano, 2012.
  • Malone, J. C. "¿John B. Watson realmente" encontró "el conductismo?" El analista de comportamientovol. 37, no. 1, 2014, pp. 1-12.
  • McLeod, S. "Skinner - condicionamiento operante". Simplemente psicología, 2018.
  • Pavlov, I. "Reflejos condicionados: una investigación de la actividad fisiológica de la corteza cerebral". Clásicos en la historia de la psicología., 1927.
  • Pizzurro, E. "¿Se puede aplicar el conductismo ante una oposición abrumadora?" Investigación de personalidad, 1998.
  • Watson, J. B. "La psicología como la ve el conductista". Revisión psicológicavol. 20, no. 2, 1913, pp. 158-177.
  • Watson, J. B. y Rayner, R. "Reacciones emocionales condicionadas". Clásicos en la historia de la psicología..
  • Wozniak, R. "El conductismo: los primeros años". Bryn Mawr College, 1997.