Interesante

Definición de historia del arte: la cuarta dimensión

Definición de historia del arte: la cuarta dimensión

Vivimos en un mundo tridimensional y nuestros cerebros están entrenados para ver tres dimensiones: altura, ancho y profundidad. Esto se formalizó hace miles de años en el año 300 a.C. por el filósofo griego alejandrino, Euclides, quien fundó una escuela de matemáticas, escribió un libro de texto llamado "Elementos euclidianos", y es conocido como el "padre de la geometría".

Sin embargo, hace varios cientos de años, físicos y matemáticos postulaban una cuarta dimensión. Matemáticamente, el La cuarta dimensión se refiere al tiempo como otra dimensión junto con la longitud, el ancho y la profundidad. También se refiere al espacio y al continuo espacio-tiempo. Para algunos, la cuarta dimensión es espiritual o metafísica.

Muchos artistas de principios del siglo XX, entre ellos los cubistas, futuristas y surrealistas, han intentado transmitir la cuarta dimensión en su obra de arte bidimensional, yendo más allá de la representación realista de tres dimensiones a una interpretación visual de la cuarta dimensión, y creando un mundo de infinitas posibilidades.

Teoría de la relatividad

La idea del tiempo como cuarta dimensión generalmente se atribuye a la "Teoría de la relatividad especial" propuesta en 1905 por el físico alemán Albert Einstein (1879-1955). Sin embargo, la idea de que el tiempo es una dimensión se remonta al siglo XIX, como se ve en la novela "La máquina del tiempo" (1895) del autor británico HG Wells (1866-1946), en la que un científico inventa una máquina que le permite viajar a diferentes épocas, incluido el futuro. Aunque es posible que no podamos viajar a través del tiempo en una máquina, los científicos descubrieron más recientemente que el viaje en el tiempo es, de hecho, teóricamente posible.

Henri Poincaré

Henri Poincaré fue un filósofo, físico y matemático francés que influyó tanto en Einstein como en Pablo Picasso con su libro de 1902, "Ciencia e hipótesis". Según un artículo en Phaidon,

"Picasso quedó particularmente impresionado por los consejos de Poincaré sobre cómo ver la cuarta dimensión, que los artistas consideraron otra dimensión espacial. Si pudieras transportarte a ella, verías todas las perspectivas de una escena a la vez. Pero cómo proyectar estas perspectivas en ¿lona?"

La respuesta de Picasso a los consejos de Poincaré sobre cómo ver la cuarta dimensión fue el cubismo: ver múltiples perspectivas de un tema a la vez. Picasso nunca conoció a Poincaré o Einstein, pero sus ideas transformaron su arte y el arte posterior.

Cubismo y espacio

Aunque los cubistas no necesariamente sabían acerca de la teoría de Einstein, Picasso desconocía a Einstein cuando creó "Les Demoiselles d'Avignon" (1907), una pintura cubista temprana, estaban al tanto de la idea popular del viaje en el tiempo. También entendieron la geometría no euclidiana, que los artistas Albert Gleizes y Jean Metzinger discutieron en su libro "Cubismo" (1912). Allí mencionan al matemático alemán Georg Riemann (1826-1866) que desarrolló el hipercubo.

Simultaneidad en el cubismo fue una forma en que los artistas ilustraron su comprensión de la cuarta dimensión, lo que significa que el artista mostraría simultáneamente puntos de vista del mismo tema desde diferentes puntos de vista, puntos de vista que normalmente no podrían verse juntos al mismo tiempo en el mundo real. La pintura protocolista de Picasso, "Demoiselles D'Avignon", es un ejemplo de tal pintura, ya que utiliza fragmentos simultáneos de los sujetos vistos desde diferentes puntos de vista, por ejemplo, tanto un perfil como una vista frontal de la misma cara. Otros ejemplos de pinturas cubistas que muestran simultaneidad son "La hora del té (mujer con una cucharilla)" de Jean Metzinger (1911), "Le Oiseau Bleu (El pájaro azul" (1912-1913) y las pinturas de Robert Delaunay de la Torre Eiffel detrás de las cortinas.

En este sentido, la Cuarta Dimensión se refiere a la forma en que dos tipos de percepción trabajan juntas mientras interactuamos con objetos o personas en el espacio. Es decir, para saber las cosas en tiempo real, debemos traer nuestros recuerdos del pasado al presente. Por ejemplo, cuando nos sentamos, no miramos la silla mientras nos agachamos sobre ella. Asumimos que la silla todavía estará allí cuando nuestros fondos toquen el asiento. Los cubistas pintaron sus temas basándose no en cómo los veían, sino en lo que sabían de ellos, desde múltiples perspectivas.

Futurismo y tiempo

El futurismo, que era una rama del cubismo, fue un movimiento que se originó en Italia y estaba interesado en el movimiento, la velocidad y la belleza de la vida moderna. Los futuristas fueron influenciados por una nueva tecnología llamada crono-fotografía que mostraba el movimiento del sujeto en imágenes fijas a través de una secuencia de cuadros, muy similar al libro animado de un niño. Fue el precursor del cine y la animación.

Una de las primeras pinturas futuristas fue Dynamism of a Dog on a Leash (1912), de Giacomo Balla, que transmitía el concepto de movimiento y velocidad al difuminar y repetir el tema. Nude Descending a Staircase No. 2 (1912), de Marcel Duchamp, combina la técnica cubista de múltiples puntos de vista con la técnica futurista de la repetición de una sola figura en una secuencia de pasos, mostrando la forma humana en movimiento.

Metafísica y espiritual

Otra definición para la cuarta dimensión es el acto de percibir (conciencia) o sentimiento (sensación). Los artistas y escritores a menudo piensan en la cuarta dimensión como la vida de la mente y muchos artistas de principios del siglo XX utilizaron ideas sobre la cuarta dimensión para explorar el contenido metafísico.

La cuarta dimensión está asociada con el infinito y la unidad; la inversión de la realidad y la irrealidad; tiempo y movimiento; geometría y espacio no euclidianos; y espiritualidad. Artistas como Wassily Kandinsky, Kazimir Malevich y Piet Mondrian exploraron esas ideas de maneras únicas en sus pinturas abstractas.

La cuarta dimensión también inspiró a los surrealistas, como el artista español Salvador Dalí, cuya pintura, "Crucifixión (Corpus Hypercubus)" (1954), unió una representación clásica de Cristo con un tesseract, un cubo de cuatro dimensiones. Dalí usó la idea de la cuarta dimensión para ilustrar el mundo espiritual que trasciende nuestro universo físico.

Conclusión

Así como los matemáticos y físicos exploraron la cuarta dimensión y sus posibilidades de realidades alternativas, los artistas pudieron separarse de la perspectiva de un punto y la realidad tridimensional que representaba para explorar esos problemas en sus superficies bidimensionales, creando nuevas formas de arte abstracto. Con nuevos descubrimientos en física y el desarrollo de gráficos por computadora, los artistas contemporáneos continúan experimentando con el concepto de dimensionalidad.

Recursos y lecturas adicionales

Henri Poincaré: el vínculo poco probable entre Einstein y Picasso, The Guardian, //www.theguardian.com/science/blog/2012/jul/17/henri-poincare-einstein-picasso?newsfeed=true

Picasso, Einstein y la cuarta dimensión, Phaidon, //www.phaidon.com/agenda/art/articles/2012/july/19/picasso-einstein-and-the-fourth-dimension/

La cuarta dimensión y la geometría no euclidiana en el arte moderno, edición revisada, The MIT Press, //mitpress.mit.edu/books/fourth-dimension-and-non-euclidean-geometry-modern-art

La cuarta dimensión en la pintura: cubismo y futurismo, La cola del pavo real, //pavlopoulos.wordpress.com/2011/03/19/painting-and-fourth-dimension-cubism-and-futurism/

El pintor que entró en la cuarta dimensión, BBC, //www.bbc.com/culture/story/20160511-the-painter-who-entered-the-fourth-dimension

The Fourth Dimension, Levis Fine Art, //www.levisfineart.com/exhibitions/the-fourth-dimension

Actualizado por Lisa Marder 11/12/17