Informacion

¿Qué es el desarme nuclear?

¿Qué es el desarme nuclear?

El desarme nuclear es el proceso de reducir y erradicar las armas nucleares, así como garantizar que los países sin armas nucleares no puedan desarrollarlas. El movimiento para desnuclearizar espera eliminar la posibilidad de una guerra nuclear debido a su potencial de consecuencias catastróficas, como lo demostró el bombardeo de Estados Unidos contra Hiroshima y Nagasaki durante la Segunda Guerra Mundial. Este movimiento sostiene que nunca hay un uso legítimo de las armas nucleares, y la paz solo vendrá con el desarme completo.

Orígenes del movimiento de armas antinucleares

En 1939, Albert Einstein informó al presidente Theodore Roosevelt que los nazis en Alemania estaban cerca de construir un arma nuclear. En respuesta, el presidente Roosevelt formó el Comité Asesor sobre Uranio, que luego condujo a la creación del Proyecto Manhattan para investigar las capacidades de las armas nucleares. Estados Unidos fue la primera nación en construir y detonar con éxito una bomba atómica.

La exitosa prueba de la primera bomba nuclear en Los Alamos, Nuevo México, provocó el primer movimiento de desarme. Este movimiento provino de los propios científicos del Proyecto Manhattan. Setenta científicos del programa firmaron la Petición Szilard, instando al presidente a no usar la bomba en Japón, incluso a la luz del ataque a Pearl Harbor. En cambio, argumentaron, los japoneses deberían tener tiempo suficiente para rendirse, o "nuestra posición moral se debilitaría a los ojos del mundo y a nuestros propios ojos".

Sin embargo, la carta nunca llegó al presidente. El 6 de agosto de 1945, Estados Unidos lanzó dos bombas atómicas sobre Japón, un evento que provocó el apoyo internacional al desarme nuclear.

Movimientos tempranos

Los crecientes grupos de protesta en Japón se unificaron para formar el Consejo japonés contra las bombas atómicas y de hidrógeno (Gensuikyo) en 1954, que pedía la destrucción total y total de todas las armas nucleares. El objetivo principal era evitar que cualquier otra nación experimentara un desastre como el que ocurrió en Hiroshima y Nagasaki. Este consejo todavía existe hoy y continúa reuniendo firmas y solicitando a las Naciones Unidas que adopte un tratado integral de desarme nuclear.

Otra de las primeras organizaciones en movilizarse contra las armas nucleares fue la Campaña Británica para el Desarme Nuclear, para quien el icónico signo de la paz fue diseñado originalmente. Esta organización organizó la primera marcha de Aldermaston en 1958 en el Reino Unido, que mostró el popular deseo público de desarme.

Las mujeres en los Estados Unidos encabezaron las protestas de Mujeres en huelga por la paz en 1961, en las que más de 50,000 mujeres marcharon en ciudades de todo el país. Los políticos y negociadores que discutían la política nuclear internacional eran predominantemente masculinos, y la marcha de las mujeres buscó atraer más voces de mujeres al tema. También dio una plataforma a activistas en ascenso, como la nominada al Premio Nobel de la Paz Cora Weiss.

Respuesta al movimiento de desarme

Como resultado del movimiento, las naciones firmaron una variedad de tratados y acuerdos internacionales para frenar o detener el uso y la generación de armas nucleares. Primero, en 1970, entró en vigor el Tratado de No Proliferación Nuclear. Este acuerdo permite que las cinco naciones con armas nucleares (Estados Unidos, Federación de Rusia, Reino Unido, Francia y China) mantengan los dispositivos, pero no los intercambien a estados no nucleares. Además, los estados no nucleares que firman el tratado no pueden desarrollar sus propios programas nucleares. Sin embargo, las naciones pueden retirarse, como lo hizo Corea del Norte en 2003, para continuar desarrollando estas armas.

Más allá de los tratados ampliamente internacionales, el desarme nuclear también se dirige a naciones específicas. El Tratado de Limitación de Armas Estratégicas (SALT) y el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas y Tácticas (START) entraron en vigencia en 1969 y 1991, respectivamente. Estos acuerdos entre los Estados Unidos y la Unión Soviética ayudaron a poner fin a la carrera armamentista entre las dos naciones durante la Guerra Fría.

El siguiente acuerdo histórico fue el Acuerdo Integral Conjunto sobre el Programa Nuclear de Irán, también conocido como el Acuerdo Nuclear de Irán. Esto evita que Irán use sus capacidades para desarrollar armas nucleares. Sin embargo, en mayo de 2018, el presidente Trump declaró que Estados Unidos se retirará del acuerdo.

Activismo hoy

Desde los incidentes de Hiroshima y Nagasaki, ni una bomba atómica ni una de hidrógeno se han utilizado en un ataque. Sin embargo, el movimiento de desarme nuclear todavía está activo porque una variedad de naciones todavía posee y ha amenazado con usar capacidades nucleares.

La Campaña internacional con sede en Suiza para abolir las armas nucleares (ICAN) recibió el Premio Nobel de la Paz 2017 por solicitar con éxito a la ONU que adopte un tratado de desarme multilateral (el Tratado para la Prohibición de las Armas Nucleares). El tratado es su logro histórico. Busca acelerar el ritmo del desarme, ya que los tratados anteriores permitieron a las naciones desnuclearizarse a su propio ritmo.

Además, la organización con sede en París Global Zero ha desarrollado planes de acción para disminuir el gasto mundial en armas nucleares y eliminarlos por completo para 2030. La organización celebra conferencias, establece centros universitarios y patrocina documentales para obtener apoyo para el desarme.

Argumentos a favor del desarme nuclear

Más allá de los deseos generales de paz, hay tres argumentos clave para el desarme internacional.

Primero, prohibir las armas de destrucción en masa termina con la destrucción mutuamente asegurada (MAD). MAD es el concepto de que la guerra nuclear tiene el potencial de destruir al defensor.y El atacante en caso de represalias. Sin capacidades nucleares, las naciones tienen que depender de ataques de menor escala durante un conflicto armado, lo que puede ayudar a limitar las víctimas, particularmente las civiles. Además, sin la amenaza de las armas, las naciones pueden confiar en la diplomacia en lugar de la fuerza bruta. Esta perspectiva enfatiza el compromiso de beneficio mutuo, que fomenta la lealtad sin forzar la rendición.

En segundo lugar, la guerra nuclear tiene importantes impactos ambientales y de salud. Además de la destrucción del punto de detonación, la radiación puede destruir el suelo y el agua subterránea en las áreas circundantes, amenazando la seguridad alimentaria. Además, la exposición prolongada a altos niveles de radiación puede causar cánceres y enfermedades cardiovasculares.

Tercero, limitar el gasto nuclear puede liberar fondos para otras operaciones gubernamentales. Cada año, se gastan decenas de miles de millones de dólares en el mantenimiento de armas nucleares a nivel mundial. Los activistas argumentan que estos fondos pueden gastarse mejor en atención médica, educación, infraestructura y otros métodos para aumentar el nivel de vida en todo el mundo.

Argumentos contra el desarme nuclear

Las naciones que poseen armas nucleares desean mantenerlas con fines de seguridad. Hasta ahora, la disuasión ha sido un método exitoso de seguridad. La guerra nuclear no ha ocurrido, independientemente de las amenazas de Estados Unidos y Rusia durante la Guerra Fría, o Corea del Norte más recientemente. Al mantener un stock de armas nucleares, las naciones pueden garantizar que ellos y sus aliados tengan la capacidad de defenderse de un ataque inminente o tomar represalias con un segundo ataque.

¿Qué países se han desnuclearizado?

Muchas naciones han acordado disminuir sus existencias de armas y componentes nucleares, pero varias regiones se han desnuclearizado por completo.

El Tratado de Tlatelolco entró en vigencia en 1968. Prohibió el desarrollo, las pruebas y cualquier otro uso de armas nucleares en América Latina. La investigación y el desarrollo de este tratado comenzaron después de que la crisis de los misiles cubanos causara pánico en todo el mundo sobre la posibilidad de una guerra nuclear.

El Tratado de Bangkok entró en vigencia en 1997 e impidió la fabricación y posesión de armas nucleares en una variedad de naciones del sudeste asiático. Este tratado siguió al final de la Guerra Fría, ya que los estados de esta región ya no estaban involucrados en la política nuclear de los Estados Unidos y la Unión Soviética.

El Tratado de Pelindaba prohíbe la fabricación y posesión de armas nucleares en el continente africano (todos, excepto Sudán del Sur, firmaron y entraron en vigor en 2009).

El Tratado de Rarotonga (1985) se aplica al Pacífico Sur, y el Tratado sobre una Zona Libre de Armas Nucleares en Asia Central desnuclearizó Kazajstán, Kirguistán, Tayikistán, Turkmenistán y Uzbekistán.

Fuentes

  • "Una petición al presidente de los Estados Unidos". Biblioteca Truman, www.trumanlibrary.org/whistlestop/study_collections/bomb/large/documents/pdfs/79.pdf.
  • "Día Internacional de la Paz, 21 de septiembre". Naciones Unidas, Naciones Unidas, www.un.org/en/events/peaceday/2009/100reasons.shtml.
  • "Zonas libres de armas nucleares - UNODA". Naciones Unidas, Naciones Unidas, www.un.org/disarmament/wmd/nuclear/nwfz/.
  • "Tratado sobre la no proliferación de las armas nucleares (TNP) - UNODA". Naciones Unidas, Naciones Unidas, www.un.org/disarmament/wmd/nuclear/npt/.